RISE!

KREATOR – HAMMERFALL – KOTIPELTO en Estadio Obras (Buenos Aires – Argentina)

Teloneros: LORD KRAVEN – EL PATRÓN – METRALLA

Sábado 29 de Setiembre de 2007

por Jorge Patacas

Una fecha realmente imperdible era la que ofrecía el Estadio de Obras Sanitarias en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el pasado 29 de Setiembre con la presencia de los legendarios thrashers alemanes Kreator, junto a los suecos Hammerfall y el vocalista de los finlandeses Stratovarius, Timo Kotipelto, junto a su banda solista.

También ese mismo día y prácticamente al lado del estadio, en el Club Ciudad de Buenos Aires, se llevaría a cabo una nueva fecha del festival Pepsi Music con Marilyn Manson como acto principal, por lo tanto, ya desde primeras horas de la tarde comenzaba a acercarse una gran cantidad de gente para ambos shows.

Todo comenzó temprano cuando la primera de las bandas argentinas teloneras subía al escenario. Se trataba de Metralla, una banda formada el año pasado, que incluye en sus filas al guitarrista de Serpentor, Jorge Moreno, y al ex-vocalista de Horcas, Hugo Benítez.

Mientras una parte del público se encontraba comprando algo en el stand de remeras y discos ubicado debajo de la platea del lugar, otra parte prestaba atención y disfrutaba de la propuesta de Thrash Metal que provenía del escenario. La banda presentó los temas pertenecientes a su álbum debút, “Fuego En Las Mentes”, el cual fue editado recientemente por Hurling Metal, cerrando su presentación con el clásico de Horcas, “Solución Suicida”, siendo los locales que más convencieron a los presentes en esa fecha. Sin mucho tiempo de espera debido a la puntualidad que deben cumplir este tipo de eventos, llegó el turno de El Patrón, banda que en lo personal jamás había sentido nombrar. Básicamente, su sonido recorre las vías del clásico Heavy argentino de bandas como Hermética y V8, incluso increíblemente el vocalista tiene un gran parecido físico con Osvaldo Civile (fallecido guitarrista de estos últimos, también de Horcas). Para cerrar su presentación, lo hicieron con el infaltable (y a esta altura algo cansador) clásico de V8, “Destrucción”, que hizo mover a quienes estaban junto al escenario dando su constante apoyo a la banda. Unos minutos más tarde, Lord Kraven, la última de las bandas teloneras subía al escenario con público que continuaba ingresando al local a medida que pasaba el tiempo. A diferencia de las dos anteriores, su estilo se enfocaba más al Heavy/Power Metal, lo cual despertó interés en aquellos más adeptos al estilo. Sin contar con el mejor sonido, la banda presentó los temas pertenecientes a su primer demo, además de un par de covers bastante difíciles sobretodo para el vocalista, la inesperada “Mirror Mirror” de Blind Guardian, y el infaltable clásico de Judas Priest, “Painkiller”.

Un rato después, todo el estadio comenzaba a prepararse para las tres bandas internacionales que se harían presentes esa noche. Con la tapa de su último disco, “Serenity”, como telón de fondo, Kotipelto se adueñaba del escenario, ya con gran parte del público presente esa noche dentro del local.

El comienzo fue con “Seeds Of Sorrow” de su segundo disco “Coldness” (2004), siguiéndole “Lord Of Eternity” de su debút como solista, “Waiting For The Dawn” (2002). Hasta el momento, la gente simplemente aplaudía, hasta que a partir del tercer tema, “S.O.S.”, clásico de Stratovarius, los típicos cantos de “olé olé” comenzaron a hacerse sentir cada vez más fuertes. Luego de algunas frases en español por parte de Timo como “Buenas noches Argentina”, y “Muchas gracias”, era momento de presentar el último trabajo de estudio editado en este 2007. Así fue como pasaron “Once Upon A Time” y el single “Sleep Well”, para darle lugar a “Coldness Of My Mind”, de su anterior disco. Pasado esto, hicieron una parte de “Por Una Cabeza” de Carlos Gardel, lo cual fue muy aplaudido por el público local, y luego pasaron “Travel Through Time” y “Serenity”, con la que se retiraron del escenario. Pero la cosa no terminaba ahí, faltaban los bises y la gente coreaba el nombre de Timo sin parar. Segundos después, los finlandeses estaban de vuelta en escena, y se despacharon con la muy ganchera “Reasons”, single de su disco anterior, finalizando con otro clásico de Stratovarius, “Hunting High And Low”, convenciendo a todos los seguidores de la banda y del Power Metal en general. La banda demostró lo que sabía en el escenario, y Timo dejó en claro por qué es considerado uno de los mejores vocalistas en el género, además contaron con un muy buen sonido, lo que ayudó a que el show salga del todo bien. Pero lo que vendría minutos después, sería realmente inolvidable.

El telón de fondo cambió y ahora estábamos en presencia de la portada de “Threshold”, el sexto y hasta ahora último trabajo de estudio de los suecos Hammerfall, el cual venían a presentar en esta ocasión. El quinteto salió a escena comenzando su setlist con el tema que da título al álbum mencionado, y ya desde el arranque se pudo notar la solidez y la presencia que tiene la banda sobre el escenario, con el excelente trabajo de guitarras por parte de Stefan Elmgren y Oscar Dronjak, y ni hablar de la excelente performance de Joacim Cans, demostrando tener una increíble voz, lo cual se pudo apreciar aún más en el resto de los temas de la noche. “Templars Of Steel” del “Renegade” (2000) fue la que siguió, con todo el público coreando el estribillo, al igual que en la siguiente “Riders Of The Storm” del “Crimson Thunder” (2003). Cans no paraba de interactuar con el público que a medida que pasaba el tiempo pedía más, y no dejaba de corear el nombre de la banda. Luego llegaron un par de temas pertenecientes a su disco anterior, “Chapter V: Unbent, Unbowed, Unbroken” (2005), los mismos fueron “Fury Of The Wild” y la super ganchera “Blood Bound”, lo cual dejó lugar a la instrumental “Reign Of The Hammer” del último disco. Pasado esto, comenzaron a oírse sonidos de motos, lo cual significaba que llegaba el momento de la excelente “Renegade” que fue muy festejada, y luego otro clásico, “Glory To The Brave” de su primer disco del mismo nombre con un Cans que se mostraba muy comunicativo con el público haciéndolo participar del show cantando los estribillos, además de interactuar bastante entre tema y tema. Luego llegaron “The Fire Burns Forever”, una magnífica demostración de como hacer buen Heavy Metal, y como si fuera poco pegado llegó el clásico “Let The Hammer Fall” que provocó una respuesta aún mayor por parte del público. Y faltaba un poco más aún. Llegaba el turno de “Crimson Thunder” y aún mayor fue la interacción con el público por parte de la banda, haciendo repetir a éste una y otra vez el estribillo del tema. Previo a retirarse del escenario por primera vez, Cans comenzó a hacer su discurso para presentar el tema que lleva como título el nombre de la banda, y sobre el final de dicho discurso dijo “este tema no se llama Iron Maiden” haciendo alusión al tema de la banda del mismo nombre, y acto seguido se refirió al show que se estaba llevando a pocos metros, “y este tema definitivamente no se llama Marilyn Manson”, lo que provocó el abucheo del público hacia el reverendo. Así fue la intro a ese temazo llamado “Hammerfall”, con el cual el show llegaba a uno de sus puntos más altos. Y faltaba más, ya que luego de unos segundos, la banda volvió a escena para los bises. Pasaron “Natural High”, el single de su último trabajo, y para finalizar llegaron dos clásicos más, “Heeding The Call” coreado por todos, y una extendida versión de “Hearts On Fire”, la cual era pedida desde hacía rato por la multitud, y un Cans que no dejaba ningún tipo de dudas de su profesionalismo como vocalista y como frontman, moviéndose de un lado a otro del escenario haciendo cantar el estribillo a cada sector del público. Fue un show de casi una hora y media, el cual estuvo lleno de clásicos, sin dudas quedará grabado en las mentes de todos los presentes, y más aún en la de quienes siguen a la banda.

Luego de semejante show, todavía faltaba el plato principal, la legendaria banda de Thrash Metal, los alemanes Kreator. Nuevamente el escenario cambiaba por completo, esta vez con telas que tenían dibujos de cráneos y una pantalla en el fondo del escenario donde se proyectarían imágenes durante el show. Un rato de espera, y la intro “The Patriarch” comenzó a sonar mientras se proyectaban distintos dibujos y el arte de tapa de su primer álbum, “Endless Pain” (1985), lo cual indicaba el comienzo, y segundos después allí estaban los cuatro músicos desplegando todo su potencial con “Violent Revolution”, mientras de fondo se podía disfrutar del video del tema en cuestión. En el comienzo hubo algunos problemas técnicos, la guitarra de Sami Yli-Sirniö no se escuchaba, pero afortunadamente durante el mismo tema el problema se solucionó, y lo que siguió fue realmente brutal con un Mille Petrozza que derrochaba rabia y odio en su máxima expresión. Ya previo al segundo tema de la noche, sus palabras fueron “quiero que se preparen para matar el uno al otro!”, y así llegó “Pleasure To Kill”, una obra maestra de la expresión más pura del Thrash. El pogo ya se hacía notar al igual que los cantos hacia la banda. “Some Pain Will Last” del clásico “Extreme Aggression” fue la que le siguió, y luego con Petrozza diciendo que seguramente habría muchos enemigos de Dios esa noche dieron paso a “Enemy Of God”, siendo este el primero de los temas que tocarían de su último álbum del mismo nombre. Luego el vocalista expresó su rabia contra los políticos en Alemania, y también contra los racistas, y así llegaron temas como “Suicide Terrorist” y “Europe After The Rain”. Mientras tanto, las imágenes en el fondo seguían proyectándose, y pasaron “Awakening Of The Gods” del EP “Flag Of Hate”, y “Renewal” del álbum del mismo nombre. Entre tema y tema, el pedido de hacer un pogo salvaje era continuo por parte de Petrozza, y llegaron clásicos como “People Of The Lie” del “Coma Of Souls” (1990), el cual fue cantado por todos, al igual que “Phobia” del “Outcast” (1997). “Extreme Aggressions” fue la siguiente con un gran pogo de por medio, al igual que en otro de sus himnos, “Betrayer”. Antes de presentar la siguiente “Reconquering The Throne”, Petrozza se encontraba dando un nuevo discurso cuando una bandera con el logo de la banda, fue arrojada desde la multitud, la cual sería utilizada por la banda más adelante. Finalizado el tema la banda procedió a retirarse del escenario para volver unos segundos después y realizar los bises. El primero fue “Impossible Brutality” del último disco, y luego tomaron la bandera que había sido arrojada antes de presentar “Flag Of Hate”, en donde Petrozza habló como si estuviera realmente poseído, pidiéndole al público que grite el nombre del tema. Luego se despidieron con “Tormentor”, otro clásico del primer disco, con un Ventor Reil realmente destacable tras los parches. Sin dudas, fue el final de una noche que quedará para el recuerdo de todos los que pudieron vivirlo. It’s time to rise the flag of HATE!!!

SETLIST KOTIPELTO

01- Seeds Of Sorrow
02- Lord Of Eternity
03- S.O.S. (cover de Stratovarius)
04- Once Upon A Time
05- Sleep Well
06- Coldness Of My Mind
07- Travel Through Time
08- Serenity

Bises:
09- Reasons
10- Hunting High And Low (cover de Stratovarius)

SETLIST HAMMERFALL

01- Threshold
02- Templars Of Steel
03- Riders Of The Storm
04- Fury Of The Wild
05- Blood Bound
06- Reign Of The Hammer
07- Renegade
08- Glory To The Brave
09- The Fire Burns Forever
10- Let The Hammer Fall
11- Crimson Thunder
12- Hammerfall

Bises:
13- Natural High
14- Heeding The Call
15- Hearts On Fire

SETLIST KREATOR

01- The Patriarch
02- Violent Revolution
03- Pleasure To Kill
04- Some Pain Will Last
05- Enemy Of God
06- Suicide Terrorist
07- Europe After The Rain
08- Awakening Of The Gods
09- Renewal
10- People Of The Lie
11- Phobia
12- Extreme Aggressions
13- Voices Of The Dead
14- Betrayer
15- Reconquering The Throne

Bises:
16- Impossible Brutality
17- Flag Of Hate
18- Tormentor

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refresh

*