RISE!

SCORPIONS – SAMMY HAGAR en Pacific Amphitheatre (California, USA)

Domingo 3 de Agosto de 2008

por Lucas Gordon

Fin de semana de locura.
Primero Motley y su Motley Crue Fest y ahora Scorpions y Sammy Hagar.
Estoy muy cansado de viajar y de todo lo que conlleva presenciar un evento de esta magnitud, pero aún así a un día de mi gira por el sur de California estoy acá trabajando en pos de compartirles las experiencias adquiridas al ver estos shows.
El domingo 3 de agosto, los alemanes Scorpions, junto a Sammy Hagar se presentaron en el Pacific Amphitheater de Orange County, también conocido dentro de la feria del condado “OC Fair” en el marco de la gira presentación del disco “Humanity: Hour 1”.

Esperando por el ticket

Después de bregar por una nueva entrevista con los muchachos de Scorpions, solo pude obtener un par de entradas gratis. Por ende mi sueño de volver a estar como en familia con los Scorpions y por primera vez con Hagar se vino abajo.
Me aparecí con un par de amigos y mi pareja a las 5 PM, y recién como a las 6:30 pude entrar.
En ese intervalo, me crucé con Vic Jonson, guitarrista de Sammy, quien me extendió una púa de guitarra, y fueron apareciendo otras caras familiares como Mark Boals (The Codex, Malmsteen, Royal Hunt), Krigger (Giuffria) y Dave Amato (REO Speedwagon).
Cuando finalmente me dicen que llegó la lista de entradas para la prensa, agregan “no hay más entradas… entonces te voy a tener que dar un pase VIP”.
Le dije con cierto gesto de disconformidad “ok” y por dentro sentía como cincuenta indios bailaban la danza del tótem de la alegría.

Intentando que reconozcan mi herencia

Pasé a un predio comercial y hago llamar al manager, éste aparece y le digo “puedo ver a los chicos?”. Él, de muy mala manera, me dice “todo el mundo quiere ver a los chicos” y se va. Yo, me quedé ahí por si de casualidad, no se, podría cambiar de opinión. Cuando vuelve me dice, mucho más relajado “esperá cinco minutos y te hago pasar al backstage” (?).
Ahora eran cien indios bailándole al tótem.
Entré junto a un grupo de amigos de la banda y pasamos al mismo lugar donde esperé para entrevistarlos hace dos años.
Los muchachos aparecieron, e hicieron el típico ‘meet & greet” donde se sacan fotos con los fans y firman lo que pidan, incluso tetas.
Abrazos, recuerdos (de mi parte, Klaus apenas se acordaba quien era) y regalos de púas de guitarra siguieron mientras Hagar y sus Waboritas le empezaban a partir el cerebro al público.

El show

Debido a que la otra vez, el show anterior, los fans que fueron al “M & G” habían sido desalojados del backstage, y como yo vendría a ser uno más, con mi pareja nos escabullimos a un costado del escenario con un grupo de gente invitada por el ex-Van Halen.
Sammy empezó el show con sus Wabotritas, parte que prácticamente me la perdí, pero si pude ver a The Other Half con Michael Anthony (La Otra Mitad, en referencia a la mitad restante de Van Halen). Eso sí fue un espectáculo. Ver a Sammy y Michael tocando varios temas de la era Van Halen fue detonante.
Sam es un excelente showman y Michael canta perfectamente para solo hacer coros.

El Show Principal o Plato Fuerte

Dado que ya no tenía sentido estar en el backstage y que a Scorpions lo vi desde el costado en la presentación anterior, decido pasar a la platea.
Me encuentro con mis amigos y nos metimos como pudimos a fila de asientos, ya que fue un lleno total y nos tendría que haber tocado al fondo. Viveza latina.
Scorpions ya tendría unos tres temas tocados, pero prácticamente nos vimos hora y cuarto de espectáculo.
Créanme que, por ser tipos que ya llegaron a sus sesenta años, es increíble la potencia y jovialidad que aún poseen estos teutones.
James Kottak, baterista de la banda, es el miembro más joven después de Pawel, bajista de la misma.
James es un animal en la batería. El tipo es un verdadero frontman. Por tener el puesto más escondido de un grupo, la batería, estuvo a la par de todos sus compañeros, revoleando palillos, gritando, animando al público y parándose sobre el bombo.
El solo de bata estuvo bien, pero al finalizar este, subieron los cuatro miembros restantes y se mandaron una ‘batucada’ rítmica con instrumentos de percusión impresionante. Eso sí que es sincronización y ritmo.
Los hits se mezclaron con los nuevos hitos, pasaban “No Pain No Gain”, después “Humanity”, “Blackout”, “Big City Nights” y muchos más finalizando con “Still Loving You” y “Rock You Like A Hurricane” tras el típico corte.
El público era una bola candente de gritos, cánticos, aplausos, chiflidos y pasión.

Tags: , , , , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*