RISE!

Ácido tiene una página asegurada en la historia del Metal de Uruguay, no solo por haber sido nada más ni nada menos que la banda pionera del Heavy Metal en este país, sino también por haber sido la primera en editar un EP. Influenciados por los argentinos Riff, entre otras agrupaciones, la banda se inició a principios de los ’80 y estuvo activa hasta la segunda mitad de aquella década, poco después de haber participado en el multitudinario festival Montevideo Rock I realizado en la Rural del Prado.
En este 2010, tres de sus miembros originales decidieron juntarse con el bajista Gabriel Barbieri (Mafia, ex Motosierra, ex Radical, ex Chicos Eléctricos) para reformar el grupo, realizar un show homenaje al fallecido Pappo en la Sala Zitarrosa, y posteriormente presentarse de manera gratuita en la Plaza de la Bandera. Precisamente al término de esta presentación, nos juntamos con Perro (guitarra y voz), Danny (guitarra) y Alvaro «Varo» Coll (batería), para charlar acerca de la historia de Ácido, incluyendo anécdotas imperdibles vividas en su primera etapa, la separación y el posterior regreso, la actualidad y el futuro de la banda.

 

RISE!: – Hablemos de los inicios, cómo fue que se conocieron y formaron la banda?

Perro: La banda era un proyecto de cuando yo tenía 14 o 15 años, en esa época fui a ver la película «Woodstock» en el cine Princess con Bill (N. del Ed.: ex bajista de la banda), en el año ’81, y había una parte en la película en donde estaban repartiendo ácidos, y avisan al público que no los tomaran porque eran ácidos malos, entonces le digo a Bill: «ahí está el nombre para nuestra banda, Ácido Malo». Después pasó el tiempo, empezamos a ensayar, fuimos a ver a Riff, y me detonaron la cabeza como los Rolling Stones con el disco «Black And Blue», ahí empecé a escuchar Rock N’ Roll. Con Danny siempre escuchábamos AM para escuchar algo de rock de verdad, y estaba Varo en su programa «Cofra Rock» pasando el «Contenidos» de Riff, y fue amor a primera vista (risas). Entonces él nos invita a la casa a zapar, empezamos a tocar temas de Riff y de Pappo, y Varo los tocó lo más bien y le dijimos si quería ser el baterista de Ácido, y quedó. Fue más fácil y más barato que el contrato de Tabarez (risas). Después tocamos por primera vez en una cooperativa de viviendas a beneficio para la construcción de un hogar para los niños de las cooperativas de Malvin Norte, compartiendo escenario con Olga Delgrossi, una cantante de tango, y distintas murgas. Después pasamos a tocar en Los Maristas, ahí nos acompañaba Gabriel Peluffo (ex Estómagos, Buitres) y gente que nos seguía siempre, y se armó terrible quilombo, eramos ocho contra trescientos, lo que pasaba era que en aquella época estaba el canto popular, igual que ahora, entonces empezábamos a tocar, y la gente nos gritaba «imperialistas» y «pro yankees», y bueno, esos fueron los comienzos apocalípticos de nuestra banda.

Varo: Teníamos un solo parlante que lo metíamos adentro del bombo pensando que eso iba a hacer una especie de acústica…

Danny: Hay una anécdota de cuando fuimos a la sala de ensayo de Siddharta, era todo coqueto, empezamos a ensayar y al tercer tema dijimos «vayamos para otro lado» (risas).

V: Era demasiado perfecto (risas).

R: – Sin lugar a dudas Riff es uno de sus máximos referentes, qué otras bandas escuchaban en aquella época?

V: Baron Rojo, Judas…

P: Obus, V8, AC/DC, Hendrix, Purple, Sabbath, Zeppelin, los Who…

R: – Ustedes fueron los primeros en editar un EP del género a nivel nacional, cómo fue la experiencia de grabar ese EP?

V: Horrible.

P: Espantosa.

D: No, pará, hubo cosas buenas también.

V: Nosotros habíamos estado en estudios de grabación, pero nos pasó que en el momento de grabar el simple, había gente que no estaba en la misma comunión con la banda.

P: El Palacio de la Música nos dio una oportunidad de grabar un simple y lo editaron. Para la empresa fue un negocio impresionante porque editaron varias veces con unas ventas alucinantes. Ellos recibieron mucho más de lo que esperaban a nivel financiero, pero nosotros a nivel musical siempre quedamos un pie atrás con el resultado de ese material, porque no reflejaba 100 % lo que era Ácido.

V: Lo que pasó también es que en ese momento el Palacio lo que manejaba era el punk que eran Los Estómagos, el heavy metal que eramos nosotros, los graciosos eran Los Tontos, a cada uno nos tenían en su casilla. Pero lo que pasó es que Carbone (N. del Ed.: del sello Orfeo de Palacio de la Música) a las otras bandas las manejaba, le hacían caso, y nosotros eramos como más rebeldes…

P: Ibamos al Palacio de la Música, le arrancábamos los posters, le meábamos el ascensor, le pegábamos a los asesores de él, y una vez le llevamos una bala de 9mm cargada, y le dijimos «Alfonso, tenemos algo para vos» (risas). Fue el primer simple de metal grabado por la mejor banda de Rock N’ Roll tipo Stones, siempre fuimos muy Stones, y acá no hay bandas que tengan una actitud de rock.

V: Y las que pueden tener no tienen la convocatoria. Por ejemplo, Reytoro lleva gente y es una muy buena banda, después está Aplanadora, etc., dentro de un palo de Rock N’ Roll que uno piensa que puede ir a ver sin tener que bancar una trompeta, una pandereta y esas cosas. Tampoco hay lugar para tocar, acá el monopolio lo tienen muy pocos y eso no es bueno.

P: O sea, La Vela Puerca, No Te Va Gustar, Los Terapeutas, eso no es rock. Hay un montón de gente que no son del rock y quieren serlo ahora. Estamos como en la época de la dictadura con el canto popular, con el termo, el mate y el poncho, con las murgas y el folklore.

V: El gobierno apoya en demasía a otros estilos y no apoya al rock, carnaval todo el año no puede ser…

P: La murga, todos esos músicos se están llenando los bolsillos loco, están emparejando la cultura para abajo. Si me decís que le dan más bola a la filarmónica del Sodre todavía, eso es música, pero la murga era para el verano, para el carnaval. Imaginate lo que está pasando en el Uruguay que No Te Va Gustar, cuyo líder es argentino, graba un tema para la selección uruguaya.

R: – El primer disco larga duración iba a llamarse «Al Ataque», por qué nunca salió?

V: Porque los del sello Orfeo no cumplieron el contrato. El simple era un adelanto del disco, como se hacía en esa época, se sacaba un simple para promocionar lo que sería el LP, y en nuestro caso nunca llegó. Asi que nos fuimos con Perro a Buenos Aires a ver a Pappo, y él escuchó lo que habíamos hecho y nos dijo: «el sonido es horrible, pero ustedes son lo que somos nosotros acá y Baron Rojo en España, si quieren les produzco un disco». No nos pudimos quedar por motivos de guita, y eso es hasta el día de hoy lo que nos ha molestado, la plata.

R: – Cómo fue su relación con Pappo después de eso y qué es lo que más extrañan de él?

P: Bueno, lo que extraño en realidad es lo que nunca se dio. Con Pappo tocamos acá en el boliche Viejo Jack, y podríamos haber tocado mucho más, yo estuve en la casa de él allá en Argentina, y nos invitó a mi y a Varo para tocar en Obras. Se extraña como músico de rock, el único gran músico de rock de América Latina es Pappo. Él impulsó el movimiento en España, impulsó a V8, y de V8 vinieron todos esos otros grupos, hizo Riff, impulsó el movimiento del rock de verdad. En esa época había una onda impresionante con el tipo, nos encontrábamos en Punta del Este cuando venía, tocó la batería conmigo, eramos su hijo Luciano Napolitano y yo en guitarras, y él en batería, y hacíamos los temas de él, pero eso era para un público muy selecto.

V: Era un buen tipo, un buen amigo.

R: – Hablemos de lo que fue su presentación en el Montevideo Rock I en el Prado, qué recuerdan de aquella experiencia?

P: En primera instancia, Tato Singer, un amigo, que era hijo del senador Singer, le saca al viejo el auto que era un Mercedes Benz alucinante, antiguo, con chapa diplomática y nos pasa a buscar, y nos fuimos todos para el Prado. Llegamos en el auto, y la cana lo vio y protegió el auto a más no poder. Nos demoramos en subir al escenario porque las guitarras habían quedado en el baúl del auto, y Tato se había ido con dos rubias, y él tenía la llave. Se sube mi hermano al escenario y por el micrófono dice: «Tato, las guitarras», y ahí el tipo recuerda que las guitarras estaban en el baúl cuando nosotros ya estábamos por romperlo. Ahí pudimos sacar las guitarras y logramos subir al escenario cuarenta minutos después del horario convocado, imaginate. Cuando vamos subiendo Daniel Perdócimo me dice «Perro, tienen diez minutos para tocar», y yo le dije «tocamos todo lo que queremos, te vas a la concha de tu madre, hijo de puta». Y ahí tocamos y estuvo impresionante, gente que fue en aquel momento que tenían 12 o 14 años que ahora tienen 35 o 40, se acuerdan hasta el día de hoy de nuestra actuación.

V: Se acuerdan que llegamos en una limusina, no se acuerdan más que eso me parece (risas).

P: Lo que más me quedó grabado fue el aprendizaje que tuvimos con los del escenario que eran argentinos, nosotros estábamos aprendiendo, ellos ya habían aprendido… También recuerdo que mi prima vino de Estados Unidos a vernos, de New Jersey, ella era amiga de Jon Bon Jovi, había ido al mismo colegio que él, y me dijo: «ustedes son la única banda de acá que podría ir a Estados Unidos y romper todo», y había visto a todas las bandas del festival, se había tenido que fumar cada cosa… Nosotros en realidad habíamos ido a ver a Sumo, después tocamos, y fuimos al Hotel del Parque que ahora es la sede del Mercosur a llevarle una groupie a la gente que trabajaba con Paralamas Do Sucesso, se quedaron como tres días ahí (risas).

V: Por el lado de Paralamas, lo bueno fue que estábamos en el Palacio de la Música, y el manager de ellos estaba mirando las fotos de las bandas, y cuando llegó a unas fotos nuestras buenísimas que las sacó Mario Marotta que es un capo, hasta el día de hoy trabaja en Sábado Show en el Diario El País, el manager de Paralamas le pregunta a Carbone: «Toca una banda inglesa?», y nosotros estábamos atrás del tipo.

P: Varo tiene ancestrales ingleses, en la familia tenían escudos de banderas y eso, la familia Coll fue una de las primeras familias que ingresaron al país… y robaron todo (risas generales).

R: – Bueno, el Montevideo Rock I fue el último show de la banda…

P: Popular si. Después tocamos en un boliche que yo tenía en Portones de Carrasco, que era una puerta del averno… Ácido tocó ahí por última vez, para un público muy selecto, pero estuvo muy bueno.

V: Mirá como sería el boliche que ese día iba a tocar con nosotros el bajista de Cross, entonces estaba ahí esperando, y afuera se empiezan a partir botellas de cerveza en la cabeza uno al otro, y el loco mira, nos deja el bajo y dice: «yo me voy», y se fue. Hubo que ir a buscar a Bill, que era el bajista original, pero él no podía salir porque estaba con la novia y no lo dejaba.

D: Entonces la única manera que encontró para escaparse fue hacerle un licuado con Lexotán dentro, la mina se quedó dormida y se vino a tocar.

P: Esa fue la última vez oficial. Después tocamos cosas sueltas, tocamos en La Petrolera, en Atlántida, en el 2000. Yo toqué con Viejas Locas en San José, con Pappo, con Gabriel Carámbula, con Vitico, con Ratones Paranoicos en Punta del Este, ya eso en otro circuito. Después Varo hace el programa «Rock De Acá» en la X FM, Canal X en Canal 10, también gana el premio revelación a «Periodista del Año» entregado por Sanguinetti. Ahí también incursiona como productor, trae a Riff, La Renga, Viejas Locas, Ratones, Divididos…

V: Lo que pasa es que ahora los que manejan todo el «mundillo» son, como decía Pappo, o músicos frustrados o músicos que utilizan botas con piel, o son productores que utilizan botas con piel de músico.

R: – Por qué en aquella época decidieron separarse y cómo surge esta reciente reunión?

V: Con Perro teníamos y tenemos egos fuertes que nos llevan a veces a ofuscarnos en cosas, pero ahora lo sabemos canalizar mejor. En parte fue por eso, y nos volvimos a juntar como fue la primera vez, porque Pappo «nos juntó», nos juntamos para hacer un homenaje a Pappo en la Sala Zitarrosa, y nos acordamos que nos habían quedado cosas pendientes.

D: Siempre fuimos amigos.

P: Nos separamos por la vida, no había dinero, no había un retorno y como toda empresa necesitabas un retorno para que la empresa siga adelante, y en ese momento no había, entonces lamentablemente tuvimos que tomar distintos caminos. Y ahora nos reunimos porque yo tuve un sueño en el que Pappo me decía «Perro, tenés que hacer Ácido de nuevo».

R: – Y por qué ahora el bajista es Gabriel Barbieri? Qué pasó con los anteriores?

V: Es que Bill es irrecuperable por la mujer (risas).

P: Está trabajando en Loterías y Quinielas. Y Gonzo, el otro bajista, trabaja en la Justicia.

V: Era un gran tipo, pero un día tuvimos que ir a declarar a Narcóticos, pero no por drogas, sino por las letras de los temas. Y ahí justo pasó un loco con unas esposas, y Gonzo lo saludó, y todo el mundo lo miró, después se puso a estudiar oceanografía, se fue del país, y ahora se volvió a vivir con su madre que es jueza (risas).

P: Entonces como nos faltaba un bajista, apareció Gabriel que es un bajista invitado contratado para tocar, porque la banda de él es Mafia, y con esta formación tocamos ahora en la Plaza de la Bandera.

R: – Cuáles son los próximos planes? Piensan grabar finalmente el disco?

P: En el toque este de la Plaza de la Bandera nos re divertimos, quizás no salió 100 % musicalmente, pero hubo mucha fuerza, mucho rock. Nuestros planes futuros son grabar un disco, vamos a entrar en Febrero a la chacra para prepararlo, y en Marzo entraremos a estudios para grabar el disco, lo vamos a presentar con una banda de Rock N’ Roll del Río de la Plata muy conocida. El disco en primera instancia se va a llamar «Fuera De Ley», y va a ser el tan esperado disco de hace 25 años, va a haber temas de aquella época y composiciones nuevas, y algún cover seguramente. Se va editar acá, también en Argentina, y en otros países de Latinoamérica.

R: – Gracias por la nota, pueden dejarle un último mensaje a todos los lectores…

P: El rock siempre fue rebelión, y estamos listos para dividir el mundo en dos, en lo que no es y en lo que es. Estamos para decir la verdad y tocar música de verdad, esa es nuestra ideología, nuestra manera de vivir, y vamos a hacer temblar las estructuras, y cuando caigan esas estructuras, van a hacer un ruido terrible, pero nuestro ruido es mayor.

V: Las expectativas que tenemos son rockear, si encontramos un lugar en este mercado está bien, y sino nos chupa un huevo, porque creo que nuestro lugar no está acá.

P: Nuestro mercado es Latinoamérica, y nuestra base va a ser en Buenos Aires.

 

Tags: , , , , , , ,

Un Comentario en “Entrevista: ACIDO”

  1. Neber Caballero dice:

    Para la gente que inicio en acido: Quien te llevo a ver riff perro? Saludos el viejo y querido Neber

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*