RISE!

SUNSET STRIP MUSIC FESTIVAL 2013 en Hollywood, USA

Sábado 3 de Agosto de 2013

por Lucas Gordon

El 3 de Agosto se realizó el Sunset Strip Music Festival 2013, con Linkin Park encabezando el evento.
El Festival se compuso de tres días de festividades comenzando el jueves con un homenaje a la leyenda del rock, Joan Jett.

Homenaje a Joan Jett

Jett fue galardonada en el mítico House of Blues de la ciudad de Hollywood, donde se le reconocieron sus más de 35 años de trayectoria.
La norteamericana comenzó su vasta carrera con las Runaways junto a Lita Ford, Cherrie Curie, Jackie Fox y la ya desaparecida Sandy West, en los setentas, siendo una de las primeras agrupaciones de chicas de la escena rockera.
Como solista tuvo su único hito de reconocimiento mundial con “I Love Rock And Roll” y otro par de canciones de gran vigencia que le han dado una multitudinaria cantidad de seguidores.
Al concierto asistieron celebridades como Black Rebel Motorcycle Club, Exine, y Orgy, Ray Luzier de Korn, Rudy Sarzo (Whitesnake, Quiet Riot) y la actriz y cantante Margaret Cho, quien se vio muy apegada en la alfombra roja a Joan.

Joan Jett SSMF2103

Esa misma noche Joan Jett se despachó con un memorable concierto con sus Blackhearts, donde repasó una buena parte de su repertorio de sus más de diez discos solistas de estudio aparte de un par de hits de las Runaways.
Lo extraño es que hubo una gran espera para que empiece el recital, pero fue bien acompañada con una decena de videoclips de la diva rockera.
Luego de recibir el galardón hecho en cristal, y tras el espacio de los videos, Joan vestida con una chamarra (campera, jacket) de color rojo y unos pantalones ajustados, comenzó a desatar su furia a los presentes con “Bad Reputation” y le siguió con una de The Runaways: «Cherry Bomb».
Lógicamente no podía faltar el cover de The Arrows, “I Love Rock And Roll”, coreado por la masa presente, mientras que otro momento memorable fue cuando Pat Smear (Nirvana, Foo Fighters) subió a ponerle la guitarra una vez más a “Bad Reputation”, no se por qué se decidió a repetir la pieza.
La lista incluyó otros covers de Sweet, Tony James & The Shondells y “Everyday People” de Sly & The Family Stone con el cual cerró su performance.
Paralelamente, en el Whisky A Go-Go hacían aparición los locales Bang Tango con Joe Leste a la cabeza, y los originarios de Chicago, Enuff Z’Nuff.

El viernes tocó el ex vocalista de Stone Temple Pilots, Scott Weiland, en el Viper Room.
Con su acostumbrada soberbia y poca amabilidad llegó al pequeño recinto a tocar para solo unos pocos fanáticos que lo siguen a pesar de su errática carrera, la cual continúa de manera solitaria, tras la expulsión de Velvet Revolver y recientemente de los mismísimos STP, quienes según investigué se cansaron de tanta estupidez.
Vale reconocer que los Pilots están sonando mejor que nunca en esta nueva etapa que incluye a Chester de Linkin Park.

Festival

El sábado 3 de agosto, se dio cierre a las festividades, con un viernes poco movido en comparación al jueves y sábado mismo.
Arribamos con dos colegas a la tarde, e intentamos conseguir alguna entrevista más, tras la serie de notas que se han logrado hacer el jueves con Joan Jett, Exine, Ray Luzier y Rosie and The Cobras.
Luego, continuamos viendo qué opciones nos ofrecía este festival.
Entre las bandas que pude ver, debo destacar a Julien-K, quienes me volaron la cabeza.
Julien-K es el proyecto de los dos guitarristas de Orgy, Ryan Schuck y Amir Derak (Jailhouse, Rough Cutt). En el 2003, tras diferencias con Jay Gordon, ambos decidieron darle vida a este conjunto.

julienk2

Abrieron con “Flashpoint Riot”, pero recién llegué en el segundo tema “Breakfast in Berlin”. Como digo, me dejaron boquiabierto por la excelente combinación entre rock y música electrónica que presentaron en el stage al aire libre del Viper.
El Viper siempre tiene sus conciertos que no forman parte de la entrada del resto del festival, pero ofrece un escenario alternativo con un montón de números musicales.
Dentro de la onda Depeche Mode, Julien-K ha sabido mezclar la crudeza del rock, con la buena rítmica y buenos sampleados de la parte electrónica.
Ryan Schuck posee un tono de voz de tendencia grave, parecido al de Dave Gahan.
Más allá de cualquier similitud que podríamos encontrar, la banda sonó impresionante.
Su set de nueve canciones incluyó la presentación de “California Dreams”, la cual hasta el momento no habían tocado, según comentó Ryan, esa misma tarde.
El cierre fue con “Someday Soon”, y pensé por un instante que Chester Bennington subiría al stage a tocar alguna canción de Dead By Sunrise. Otro proyecto de los Julien con el vocalista de Linkin Park.

Orgy por su parte hizo una buena performance en el Whisky, solo se pudo ver un par de canciones, pero se logró tener una idea de lo que el combo hoy está haciendo en vivo.

AWOLNATION

Así como muchos actos que con el tiempo encuentran la manera de alcanzar el éxito, los AWOLNATION esta vez fueron co-cabeza del show.
El quinteto ya había tocado en un SSMF con muchísima menor notoriedad en el 2009, donde Ozzy Osbourne fue la luminaria de esa noche.
Aaron Bruno primero pasó por el Viper Room donde recordó haber tocado en ese mismo bar hace algunos años para solo tres personas.

awol2

Bruno y sus séquitos le fueron poniendo más ánimo a una noche templada por el clima agradable y fresco más a la noche.
Su set de casi una hora, arrancó a las 7:30 PM, poco después de haber estado firmando autógrafos en un stand.
La visceralidad de su performance me recordó la furia de actos como The Who, y por la similitud física entre Aaron y Kurt Cobain, a la efusiva puesta en escena de Nirvana.
En cierto momento se podía ver a todos sus integrantes agitando las cabezas, mientras tocaban encorvados, como si estuviesen poseídos.
Abriendo con “Guilty Filthy Soul”, el público presente fue acompañándolos hasta que metieron el famoso “Sail” (#84 US Chart, #16 Alt. US Chart).

Linkin Park

A diferencia de lo que recuerdo en otros años, en esta vuelta habían varios afiches en los postes de luz donde si uno sacaba una foto y la «twitteaba» podría llegar a entrar al ‘meet and greet’ que la banda de Agoura Hills (parte de Los Angeles), dio un poco antes de arrancar con su show.

Pasadas las 9:30 PM, el escenario oeste del festival estaba repleto de gente, que cubría una cuadra completa en la avenida Sunset, notándose bien ansiosa por el número principal de la noche.
Allí los Linkin Park tomaron posesión del tablado sacudiendo a la multitud de jóvenes con “A Place For My Head”, donde se podía ver a Mike Shinoda expresándose a favor de la diversidad de género con una camiseta que decía “Genre is Dead”, sabiendo que West Hollywood es una de las capitales gays.
Desde donde me encontraba, me quedaba más cómodo verlos por pantalla gigante.
Debo confesar que si hubiera estado a metros de ellos únicamente, me hubiera interesado verlos directamente y sin pantalla de por medio. Esto viene a que la imagen del ‘screen’ es lo más vivido que he visto en mis recuerdos.
Claro está, que tenía a los LP como a más de media cuadra, y decenas de cabezas me tapaban parte de donde estaban los músicos, por lo que me vi prácticamente todo el concierto de esa fabulosa manera.
Lo único molesto fueron las animaciones que le agregaban mientas tocaban. En algunos casos, ponían imágenes, pero aquí no mezclaban estas con las cámaras del escenario.

lp2

Lo cierto es que entre el compacto y potentísimo sonido que salía de los parlantes y la nítida imagen que se podía apreciar desde donde estaba, me degusté bien el recital.
Hablando de cámaras, una vez más me encuentro con que el director de cámaras no demostró gran profesionalidad. ‘Switcheaba’ las cámaras cuando estas estaban preparándose para enfocar o después que supuestamente pasaban a la siguiente. Para la gente que veía el concierto por pantalla no se le dio una gran calidad en este aspecto.
Linkin Park por su parte supo como ponerse a los fans e invitados en el bolsillo.
La combinación de Nu Metal con Rap y sampleados ha sido bienvenida con beneplácito por quienes alcanzaba a ver a todo mi alrededor.
Uno de los momentos más memorables fue cuando el público se puso a corear “Burn It Down”, mientras que el acompañamiento masivo se produjo a la siguiente canción “In the End” (#2 US Chart, #1 US Alt. Chart), mientras que unos temas antes, tocaron su más reciente corte “Castle of Glass” del más nuevo disco “Living Things”.
El cierre lo hicieron con su primerísimo hit “One Step Closer”, donde la atmósfera ya estaba en plena efusión.
Si bien no me considero un gran fan de Linkin Park, debo reconocer que Chester tiene un buen rango vocal, y de alguna manera me recuerda en cuanto a su timbre, a Justin Timberlake.

A Beneficio

Cabe destacar que parte de lo recaudado, ha sido destinado a Music For Relief, la organización sin fines de lucro que fundó Linkin Park. Entre los programas que forman parte de Music For Relief están el proveer energía renovable a ciertas regiones y sectores sociales dentro y fuera de Estados Unidos, como los damnificados del huracán Sandy, también en Indonesia, así como en Haití.
Lo que hacen entre otras cosas es que se llevan maletines con recepción de energía solar para ser usados en hospitales y además para proveer comunicación telefónica, sin depender de energía proveniente del carbón, permitiendo un costo casi nulo.

Apostilla

El festival se completó con varias carpas o tiendas de marcas que regalaban y vendían sus productos.
Jack Daniels fue uno de los que más cosas ha dado de manera gratuita, mientras que Uber y Coca Cola no se quedaron atrás en este aspecto.
Rob Zombie aprovechó para promocionar su laberinto del terror que estará abierto en Octubre con un stand, y se han expuesto las guitarras gigantes que suelen verse a lo largo de la avenida, y WeChat es la nueva aplicación que me bajé al celular, está divertida!

La gran falta (Apostilla 2)

Los años pasan, y con ellos los cambios. Fue más que notoria la falta que se hizo sentir del Key Club. Allí tocaron cualquier cantidad de artistas de primera clase y fue uno de los principales lugares, junto al Roxy y el Whisky de este festival. A este se le suma el Cat Club que ya no está vigente desde hace unos años. El Cat Club hoy en día es un simple bar irlandés, mientras que el Key Club está cerrado, por lo que su reapertura podría plasmarse algún día. Crucemos dedos!

Fotos: Gentileza de Alex Kluft y Vania Bonita
Colaboración: Alan Sosa, Rob Mob, Al Bert

 

 

Tags: , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*