RISE!

METAL DAYS 2015 en Tolmin, Eslovenia

del Domingo 19 al Sábado 25 de Julio de 2015

por Gonzalo Deubelbeis

La jornada del 19 de Julio la dedicaría a conocer los alrededores, tomar un congelante baño en los cristalinos ríos Tolminka \ Soca y (para algunos) comenzar con los shows, con una noche repleta de bandas tributo. ¿Cuál es el sentido en lugar de incluir grupos con canciones propias? Realmente no lo se. Rompiendo la tradición de los tediosos Lunes, el del 20.07 sería diferente, con los espectáculos dando inicio de manera exitosa en las majestuosas montañas de Tolmin (Eslovenia). Así que ear-plugs al oído y a disfrutar como loco.

Los debutantes de las tablas principales fueron Total Annihilation. Desearía ser más amigable con mi devolución pero lo de estos suizos fue nada del otro mundo sinceramente, simple y chato Thrash Metal. Reek of Insanity estuvieron mejores, principalmente en cuanto a presentación vistiendo sus propios uniformes. Sin embargo el bajo y la batería realmente tapaban los teclados y guitarras, llevando a que su Industrial Death Metal desfilara sin pena ni gloria. Quizá en una locación cerrada y de tamaño reducido trabajen mejor…
Desolate Fields subía de a poco la expectación y los ánimos, al menos en quien suscribe, aunque sacrificaba intensidad y velocidad ya que lo suyo va por el Post Black Metal. Martijn van Beek, su bajista, destacó sobre el resto del grupo.
Que los croatas Kryn hayan tenido participación en MetalDays en mi opinión se debe a la cercanía de este país: que un grupo tan dentro de la norma reciba este tipo de invitaciones no para de asombrarme. Si sólo nuestras bandas en Sudamérica tuvieran las mismas oportunidades…
Mooncry se enfrentó a un público muy frío, aunque estos alemanes deben estar acostumbrados a este tipo de reacción, ya que el Dark Metal es poco inspirador para generar un mosh.
Realmente no entiendo por qué tanta euforia con Devin Townsend Project. Es cierto que desborda carisma a más no poder y que es prolífico, pero tampoco hablamos del sucesor de Frank Zappa. Por eso aproveché su show en chequear el stand natural hacia uno de los lados del escenario para recostarme (o intentar al menos) y percatarme que es demasiado empinado e incómodo.
Queensryche como era de suponerse haría mucho hincapié en su disco «Operation Mindcrime», no porque carezcan de material, pero la revolución que este álbum marcó ha sido difícil de igualar, incluso para los propios estadounidenses. Muestra de ésto fue que «Anarchy-X», «Speak», «The Needle Lies», «I Don’t Believe in Love», «Eyes of a Stranger» fuesen coreadas a más no poder.
Más bandas llegaban para presentar nuevo material, entre ellas Fear Factory, quienes hicieron lo propio con los temas «Protomech» y «Soul Hacker» de su reciente «Genexus» que poco tienen que ver con su clásico disco «Demanufacture», del cual interpretaron la canción homónima, «Zero Signal» y «Replica». Los británicos Saxon llevan tocando más tiempo del que yo tengo de vida, y en el 2016 celebrarán su aniversario número 40. Estos veteranos supieron dar un buen espectáculo de heavy metal, incluso para los indiferentes hacia este género.

El sexteto austríaco Rest in Fear de Melodic Death Metal lograron desarmarme desde el principio con el preconcepto de que las bandas apertura de escenario poco tienen que ofrecer.
Directo desde Francia, el Technical Death Metal de Antropofago en lo personal me voló la capocha. Se trata de una agrupación que prepondera en la brutalidad técnica, quienes ya tienen dos discos fuera: su debut y otro lanzamiento del 2015 denominado «Æra Dementiæ».
Aeons Confer fue otra banda en la ola de Symphonic con vocalista masculino, nuevamente la saturación de graves del escenario de la playa impidieron mi apreciación de su música.
Blues Pills pasaron las mismas condiciones que la audiencia, en especial porque el sol les daba en la cara. Sin embargo su Blues & Soul quedó patente y Elin Larsson supo exhibir sus dotes vocales aunque su esfuerzo llevó a una posterior cancelación del meet and greet programado para la tarde. Dicho sea de paso las sesiones de firma de autógrafos sea del MetalDays o Brutal Assault fueron de las mejor organizadas que vi durante mis andaduras.
Moonspell se traían nuevos trucos bajo la manga gracias a su nuevo disco «Extinct», al cual repasaron junto a clásicos de la talla de «Alma Mater» o «Vampiria». Quizá algún día los lusitanos interpreten «Wolfheart» (1995) en su totalidad y por fin pueda ver «Trebaruna» en vivo, quizá…
Una muralla de amplificadores Marshall se erigía en el escenario principal para que la estampida de Black Label Society destrozara todo a su paso. El mismo Zakk Wylde se sacó las ganas de explayarse en solos que sobrepasaban los 5 minutos. ¿Pinch Harmonics? Abundantes.
Seguramente soy de los pocos con esta opinión, pero Dream Theater realmente me adormecieron a tal punto que mis extremidades no respondían, sólo mi cerebro y mi boca para bostezar de vez en vez parecían funcionar correctamente. Entiendo que son músicos aclamados, pero ver a John Petrucci vistiendo su remera de Affliction Clothing y esos platillos Crash colgando de la monstruosa jaula de la batería de Mike Mangini fueron suficiente para mi.
Cuenta saldada con Cannibal Corpse, y no sería la única vez que me los cruzaría en el verano europeo. Hubo espacio para todo: «Make them Suffer», «I Cum Blood», «Devoured by Vermin» y por supuesto «Stripped, Raped and Strangled» o «Hammer Smashed Face».
Ne Obliviscaris coronaban el cierre. Los australianos acercaron el público al escenario de manera magnética, plasmando su compleja fusión de metal extremo con flamenco/jazz y su violín/voces limpias quien es un instrumentista formidable. Desafortunadamente una especie de ‘crujido’ en los parlantes los acompañó en parte de su actuación.

metaldays2015poster

Difícil encontrar mejor manera de comenzar el día si no es con Mephistophelian, jóvenes locatarios que se explayaron en un Death Metal oscuro de nivel internacional. Recomendados.
Psykosis llegaban frescos para el infierno que era Eslovenia, y es que el verano irlandés fue más un invierno que otra cosa. Ya lo decían The Cranberries con su «So Cold in Ireland». De todos modos su Thrash Metal irlandés me llegó, y eso que soy bastante especial con los grupos de este género.
El reciente avistamiento de un OVNI en Uruguay hace que el mensaje de los enmascarados The Devil tenga completa vigencia. Son un grupo atmosférico/industrial instrumental el cual transmite sus ideas con el soporte de videos sobre las bombas nucleares, el Proyecto Manhattan, ufología y cierta crítica al desarrollo de las tecnologías.
Mist jugaron de locales, grupo Doom Metal tradicional mayoritariamente femenino. Pero por más bonitas que algunas de sus integrantes fuesen, eso no pudo ocultar lo plano y estático de su música.
Eternos postergados, Death Angel detonaron su carga de dinamita donde mayor daño podían generar, barriendo todo con su Thrash Metal.
Por más que Sepultura no sean los mismos de antaño uno no puede más que sentirse orgulloso que sean sudamericanos y creadores de «Chaos AD», «Arise», «Roots Bloody Roots» y tantas otras gemas para el oído.
Hatebreed recibió un feedback enorme (quizá demasiado?) para ser una banda hardcore en un festival de Metal.
Ojos delineados por parte de Kampfar para someternos a su ritual de Pagan Metal, el cual iniciarían con «Mylder» y cerrarían con «Our Hounds, Our Legion», primer y último track de su último disco «Djevelmakt». Carcass tuvieron un público bastante estático, probablemente agotado después de tantas horas de buena música. Digamos que fue una ‘desgracia con suerte’ ya que pude disfrutar de manera tranquila de «Corporal Jigsore Quandary», «No Love Lost» y las más nuevas «Captive Bolt Pistol», «1985» o «Unfit for Human Consumption», resultado del fabuloso disco «Surgical Steel», sin preocuparme de los empujones, cerveza en el pelo o kawabongas (aka reacciones desproporcionadas espontáneas, parafraseando a las Tortugas Ninja) que se mandan algunos. Momento para dejarme abrazar por el manto de Morfeo, aunque muchos demorarían su retirada y se dirigirían a escuchar más musica, beber alcohol y disfrutar del show de striptease de todas las noches.

Nuevo día que prometía estar repleto de sorpresas. Los ganadores del Wacken Metal Battle mexicanos Nuclear Chaos dieron un show aceptable, pero los comentarios de su vocalista dejaron mucho que desear. Incluso contando con buena cantidad de asistencia a pesar del sol abrasador reinante, se la pasó quejándose de la gente que estaba a la sombra y no se arrimaba al escenario. Ver el vaso medio vacío contribuye poco la verdad… El Death’N’Roll de Profane Omen quedó en pretensiones, fría presentación de estos fineses.
Lo comercial y ganchero de Deadlock fue muy bien recibido por la masa. Nuevas («I’m Gone», «Awakened by Sirens») y ‘viejas’ («Code of Honor») canciones se mezclaron en su setlist. Las prominentes barbas y el Sludge Metal se hacían presentes en el 1er escenario con Crowbar, dando un show conciso pero sin recargar su set list. Entre las que estaba familiarizado dados sus videos oficiales tuvimos «All I Had (I Gave)», «Existence is Punishment», «The Cemetery Angels» o «Planets Collide».
Vreid se sintieron fuera de lugar en el escenario mayor, al menos así lo percibí. Estuvieron bien, sólo faltos de actitud. Definitivamente aún prefiero escucharlos en disco o repasar su era como Windir que verlos en vivo.
Hardcore Superstar son una banda hard rock con actitud a la Steel Panther. A qué me refiero con esto? Que les gusta ver boobies en sus shows, y como las europeas no son nada tímidas muchas les dieron el gusto. Ninguna queja de mi parte la verdad. Mucha expectativa por volver a ver Arch Enemy, esta vez con Jeff Loomis en guitarra y Alissa White-Gluz en voz. Creí que la actuación en Uruguay sería inmejorable, aunque esta vez fue igual de buena pero no mejor. «Nemesis», «My Apocalypse», «We Will Rise», «Snow Bound» y otra seguidilla de clásicos difícil de detallar se sucedieron simultáneamente. La banda ya lleva un tiempo juntos y conocen la fórmula para redondear un gran espectáculo.
Unearth han cambiado mucho desde que los conocí con «The Oncoming Storm». Los breakdowns siguen aquí y allí, pero ya no son la típica banda metalcore para adolescentes, de hecho ahora están mucho más death metaleros.
Después de aquel fallido intento de visita a Uruguay finalmente me cruzaría a Rotting Christ en mi peregrinaje. Hubo de todo un poco, enfatizando en su último lanzamiento «Kata Ton Daimona Eaytoy» con «666»,»In Yumen – Xibalba», «P’unchaw Kachun – Tuta Kachun» y todas esas canciones con estribillos dignas del ritual final de «Indiana Jones and The Temple of Doom». Por razones más que obvias «Non Serviam» sigue coronando sus cierres. Lo anecdótico fue que luego de finalizado el setlist y el grupo retirado la gente comenzó a corear el nombre de los griegos por varios minutos, a tal punto que éstos tuvieron que salir nuevamente para confirmar que el show había terminado. Su setlist fue bien planeado y jamás dio lugar a malas interpretaciones una vez este finalizó, sin embargo muchos no lo sintieron de esta manera.

Viernes 24 y el festi se acercaba a su fin. Panikk, otra banda de Thrash Metal sin procesar. Tragar sin masticar para no lamentarse.
Manntra desde Croacia llegaron con su Balkan Rock, una especie de Folk de su área con arreglos electrónicos y Rock.
Demonic Resurrection se vinieron desde la India y hasta su embajador en Eslovenia se acercó a verlos. Quién dijo que la diplomacia era aburrida? Los esqueléticos Dr. Living Dead podrán ser suecos, pero su sistema óseo está en el Thrash de norteamerica.
Carnifex y Suicide Silence brindaron la dosis de Deathcore para que unos cuantos ejercitaran sus cuellos.
La espera de años por ver a Kataklysm llegaba a su fin. «In Shadows and Dust», el masivo stage diving de «As I Slither», la más reciente pero no menos fabulosa «At the Edge of the World» y material de su último álbum «Of Ghosts and Gods», todas nos acompañaron la fabulosa noche de sábado que estábamos teniendo.
Eluveitie es una batería de Folk Metal, en MetalDays, en Europa y en tu cara. El tiempo ameritó lugar para medias tintas sea «Quoth the Raven» como «Thousandfold»; canciones super accesibles de la mano de «The Call of the Mountains» y a votación del público tuvimos una versión de «A Rose for Epona» cantada en alemán (o Swiss German como le dicen los suizos que no quieren dar el brazo a torcer); o las más agresivas dentro de lo que Eluveitie ofrece como «King», «Kingdom Come Undone» o «Havoc».
Behemoth siendo cabezas de cartel tuvieron todo a su favor, dando un atrapante espectáculo visual con llamas incluidas. 10/10 en lo visual. No fue sorpresa que repasaran su último «The Satanist» en extensión con «Blow Your Trumpets Gabriel», «Messe Noire», «Ora Pro Nobis Lucifer» e incluso cerrando con «O Father O Satan O Sun», lo que viene a demostrar la confianza depositada en su último material. Temas que los cimentaron como la banda que hoy día son también fueron de la partida, entiéndase «Slaves Shall Serve», «Christians to the Lions» o «Conquer All». Al igual que su cierre de show algunos años atrás en Montevideo me quedé con la misma sensación en el paladar, la sensación de «faltó algo». En extensión y calidad estuvieron muy bien, quizá son las despedidas su punto débil?
En resumen, MetalDays es un festival que varía dependiendo de la persona, para algunos una semana de música es un lujo que pocos se pueden permitir. De todas maneras los tickets son baratos (y comprados como Early Bird más aún!) en relación a la calidad del evento. Debo resaltar la limpieza y disponibilidad de puntos de acceso a agua potable, que aunque parezca mentira muchos festivales dejan en segundo plano! Nuevamente, los baños biológicos impecables. Pequeños pero importantes detalles como éstos hacen que la estadía de uno en un camping sea amena. La calidad de sonido fue muy buena en el escenario primario y aceptable en el secundario. De todas maneras no hay que ser Ingeniero de Sonido para reconocer que los espacios abiertos para el sonido de los espectáculos son una pesadilla.

 

Video Resumen del Festival:

 

 

Tags: , , , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*