RISE!

DARK FORTRESS

«Eidolon»

(Century Media)

darkfotress

Los álbumes conceptuales no son muy comunes hoy en día en géneros extremos, y menos en el Black Metal Melódico, pero hay excepciones, como en todo. Para romper este molde aquí están los alemanes Dark Fortress, quienes se formaron en 1994, y que luego de muchos años de esfuerzo recién logran editar su álbum debút para Century Media en el 2006.
Morean fue el responsable del concepto lírico, quien había ingresado luego de la partida del vocalista Azathoth y que ya había participado aunque en menor escala que ahora en el anterior álbum “Séance” (2006). El concepto de “Eidolon” se divide en capítulos, por ende las nueve canciones que conforman este material se corresponden con los nueve capítulos de la historia, y a su vez se subdividen en tres grupos integrados por tres capítulos cada uno.
Estos nueve capítulos describen la iniciación, la posterior deshumanización y finalmente el renacimiento sobrenatural de un alma trascendida producido a través de un espejo mágico y una proyección astral.

Mientras la persona está en un trance la superficie de un espejo es utilizada como compuerta para ingresar en una nueva dimensión.
“The Silver Gate”, “Cohorror” y “Baphomet” describen el llamado de seres de otra dimensión. La primera abre el fuego que va a hacer estallar tu cabeza, con una breve intro sinfónica, donde hay que ponderar a Paymon, que se encarga de los teclados. En las voces está el mencionado Morean, típica voz Black, pero lo bueno de este hombre es que sus growls son muy claros, se puede entender lo que canta. Las guitarras delegadas en Asvargr y V. Santura son furiosas, con armonía, y el bajo de Draug es de lo más normal en la banda, aunque tiene sus buenos momentos. Seraph (Batería) acompasa al resto cuando es necesario o sino deja volar por sobre encima de todo el doble bombo. En “Baphomet” como vocalista invitado se encuentra Tom Gabriel Fischer (Celtic Frost), una colaboración de lujo que suma muchos puntos a favor de Dark Fortress, y la canción adopta una identidad parecida a lo que hace Celtic Frost, principalmente con respecto a las guitarras y batería.
Entramos al segundo grupo de tres capítulos, “The Unflesh”, “Analepsy” y “Edge Of Night”, donde el alma emprende su viaje astral, el ser es deshumanizado y separado de su existencia terrenal. “The Unflesh” es una de las más rápidas, tiene uno de los pocos punteos que hay en “Eidolon”. “Analepsy” es muy arrastrada, con un excelente solo de guitarra.
“No Longer Human”, “Catacrusis” y “Antiversum” narran el renacimiento del otro lado del espejo, quedando como vestigio de ese viaje una enseñanza que cada escucha interpretará de que se trata.
Da la sensación de que las canciones buscan representar las tres etapas del viaje, las primeras de la etapa inicial son muy atmosféricas, hay mucho teclado, como en una búsqueda de respuestas, diluir las dudas e incógnitas. Las correspondientes a la etapa intermedia son las más pesadas, el caos del constante dinamismo. Y la etapa final es una mezcla de las otras dos, muchas ambientaciones pero también mucha guitarra potente.
Buen Black Melódico, buenas canciones y principalmente creatividad, originalidad y singular destaque de cada miembro de Dark Fortress, y que al unirse todas estas partes hacen de esta banda otro de los estandartes que se erigen desde Alemania en torno al Black Metal. Para fans de Limbonic Art, Ancient y similares!

Gonzalo Deubelbeis.

 

Tags: , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*