RISE!

skogsrojet-logo

 

El festival Skogsröjet (significa algo así como «Alboroto en el Bosque» en sueco), se realiza anualmente desde el 2006 en el pueblo de Rejmyre, a 40 km. de Norrköping, ciudad ubicada en la provincia de Östergötland al este de Suecia. Comparado a otros festivales realizados dentro del país y el resto de Europa durante el verano, es un festival chico, lo que permite ver a bandas de renombre a pocos metros de distancia. En esta edición, RISE! estaría presente como único medio de prensa acreditado a nivel sudamericano, por lo que sin dudas significaba algo muy especial llevar a cabo esta cobertura.
El pronóstico del tiempo indicaba que iba a estar soleado y muy caluroso los dos días en que se desarrollaría el festival, 26 y 27 de julio. Sin embargo, durante el viaje de Stockholm a Norrköping y de Norrköping a Rejmyre, una intensa lluvia comenzó a caer, la cual afortunadamente se detendría antes del mediodía del 26, dándole lugar al fuerte sol que habían indicado los medios.
Al llegar al pueblo, había un cartel que indicaba el camino a seguir para llegar al festival, por lo cual tomé dicho camino y unos pasos antes de llegar al predio donde se realizaría el festival, me encontré con un cementerio. Es bastante común en Escandinavia que los cementerios se puedan ver desde la calle sin ningún tipo de muro de por medio, pero que justo estuviera a unos metros de donde se realizaría el festival me llamó la atención.

El campo donde se realiza el Skogsröjet cuenta con dos escenarios grandes rodeados de bosques, el Rockklassiker Stage y el Tube Stage, en los que se alternan las bandas. Además hay un área de camping, varios locales de venta de comida y bebida, y mucho merchandising y accesorios en general.

12511

La grilla de bandas presentaba principalmente propuestas de hard rock y glam metal, pero había lugar para varios otros géneros también, ya que se presentarían pesos pesados como los power metaleros Helloween, los thrashers alemanes Kreator y los pioneros del death melódico sueco Dark Tranquillity, además de algunas bandas locales de doom, hardcore melódico y metalcore, entre otros estilos, completando un total de cuarenta bandas que desfilarían por los dos escenarios durante dos días desde el mediodía hasta la madrugada.
Aparte de contar con un sonido impecable como se requiere en este tipo de eventos, cabe destacar la puntualidad, ya que apenas terminaba una banda en un escenario, comenzaba la siguiente banda en el otro escenario, tal como estaba estipulado en el programa.
Todo comenzó a las doce del mediodía en el Rockklassiker Stage con la banda local Supersonic cuando todavía había muy poco público en la zona de los escenarios, ya que muchos aún estaban llegando y acomodando sus carpas o almorzando en la zona de venta de comidas. El cuarteto formado en el 2009 practica un hard rock ganchero con algunos toques gothic, y al igual que la mayor parte de las bandas locales under que tocarían durante el festival, se preocupaban por dar un espectáculo, un show visual, además de lo musical. Esto fue una constante y sin dudas otro aspecto positivo.
Luego llegaría Bad Poetry Band, otra banda sueca con temas muy gancheros como «We’re Going Down», en una onda más rock alternativo.

15211

Thundermother fue la siguiente, una banda integrada por cinco chicas, siendo tres de ellas suecas, una italiana y una irlandesa. Hacen un hard rock muy influenciado por AC/DC, dando un show muy enérgico y lleno de actitud, provocando los mayores aplausos hasta el momento. Pero esto solo era el comienzo, recién eran las 13:30 y faltaba mucho por ver aún.
Enseguida llegaría el turno de Bulldog Mack, provenientes de Stockholm, otra banda recomendable con influencias del hard rock de los 70’s y el rock sureño, con muy buenas melodías por parte del guitarrista Victor Larsson, y temas como «Bent To Fly» que merecen la pena ser escuchados.
Si hablamos de shows a nivel visual, uno de los destacables fue el de Toxic Rose, también provenientes de la capital sueca, y con una gran base de fans. Vestidos con atuendos que perfectamente podrían ser utilizados por una banda de black metal, desplegaron un hard rock/heavy enérgico lleno de estribillos pegadizos (temas como «A Song For The Weak» y «Set Me Free», por ejemplo), y mucho espectáculo teatral, incluyendo al vocalista Andy Lipstixx lanzando «tripas ensangrentadas» al público.
Bohemian Lifestyle, otro cuarteto local, continuó con una onda glam/sleaze/hard rock, siendo una de las tantas bandas que hay de este estilo actualmente en Suecia, siendo las más conocidas Crashdiet y Hardcore Superstar, entre otras, quienes en la última década han despertado nuevamente la movida de este género que alcanzó un increíble nivel de popularidad en la década de los ’80.

1741

De las bandas suecas que no conocía previo a este festival, sin dudas una de las que más me sorprendió y recomiendo es The Scams. Formados en el 2003 en la ciudad de Växjö, practican un hard rock con aires setentosos, con muy buenos temas como «Fuck Like a Priest» o «Die Tonight» de su disco «Bombs Away». Tienen una gran dinámica sobre el escenario, con el guitarrista Daniel Kvist y el bajista Kriss Biggs, alternándose la tarea de las voces, logrando una gran conexión con el público presente.
Y si hablamos de este estilo, pero en versión femenina, las reinas en Suecia son Crucified Barbara, quienes desplegaron toda su experiencia y potencial con un setlist que recorrió toda su carrera en cuarenta minutos de presentación. Allí pasaron «The Crucifier» de su último disco «The Midnight Chase», «Sex Action», «Heaven Or Hell», «Rock Me Like The Devil» y «Count Me In», entre otros, con una esperable muy buena respuesta.
También dentro del hard rock con reminiscencias del glam se mueve Casablanca, quienes editaron su disco debut «Apocalyptic Youth» en 2012, y según me contó el vocalista Anders Ljung cuando me lo crucé en el festival, hacía un año que no tocaban en vivo debido a unas complicaciones con su garganta. El regreso fue triunfal ya que fueron muy bien recibidos y brindaron un muy buen show en vivo.

24211

A medida que iba avanzando la jornada, más público era el presente en el área de los escenarios, y una de las mejores respuestas la obtuvo Treat, la legendaria banda sueca de glam metal que en los ’80 llegaron a ser teloneros de grandes como Queen y tener hits que se convirtieron en clásicos como «Get You On The Run», «Party All Over», «Ready For The Talking» y principalmente «World Of Promises». Desde los adolescentes hasta los más veteranos, todos disfrutaron de este quinteto que está cumpliendo treinta años en la escena y siguen vigentes.
Otros pertenecientes a la camada del glam metal de los ’80 y que se juntaron recientemente son Shotgun Messiah, ahora renombrados a Shotgun, mateniéndose solamente Zinny J. Zan (voz) y Pekka «Stixx» Ollinen (batería) como únicos miembros originales. A ellos se sumaron el guitarrista Rob Marcello de Danger Danger y el bajista Chris Laney en esta nueva versión de la agrupación. El motivo de la reunión es para celebrar los veinticinco años del lanzamiento de su primer disco «Welcome To The Bop City», cuando aún se llamaban Kingpin, para luego cambiarse el nombre a Shotgun Messiah. Recordemos que en la formación original también estaban Harry K. Cody y Tim Skold, quien luego tuviera una exitosa carrera en el ámbito industrial con KMFDM y Marilyn Manson, entre otros proyectos.
Shotgun dio rienda suelta a todos sus clásicos, entre los que estuvieron «Shout It Out», «Nowhere Fast», y «Don’t Care ‘Bout Nothin'», entre otros, y si bien se trataba de un show básicamente lleno de nostalgia, la banda estuvo acorde a las expectativas, con Zinny Zan en un buen estado a nivel vocal, y Rob Marcello cumpliendo perfectamente su rol, como si fuera el guitarrista original.

29311

La única actuación que se retrasó unos minutos más en su comienzo fue la de Lordi, pero ese tiempo de espera valió la pena teniendo en cuenta lo que fue el gran show que dio la banda. Entre los presentes había una gran cantidad de niños con remeras de Lordi, claro está que además de las canciones gancheras que tienen, los más chicos se sienten atraídos por los disfraces que utilizan los integrantes, con ese estilo casi de comic, lógicamente siendo grandes admiradores de Kiss y Alice Cooper, aunque también de Twisted Sister y Lizzy Borden, como declararía el vocalista durante el show. Era increíble poder estar viendo una presentación de Lordi con gente de todas las edades alrededor, incluyendo familias, y algo que me llamó más la atención que ver niños con remeras de estos finlandeses, fue ver niños con remeras de Dio y Electric Wizard! Algo que muy difícilmente veamos alguna vez por estos lados.
Lordi dio un show muy entretenido como el que ellos saben dar, desde el vocalista desplegando alas y lanzando humo al público hasta la tecladista saliendo de una caja de muñecas que en lugar de Barbie decía Scarbie, mientras se sucedían diversos himnos de estos «monstruos» como «Bringing Back The Balls To Rock», «Blood Red Sandman», «Who’s Your Daddy?» y «Hard Rock Hallelujah», con la que ganaron el concurso Eurovision en el año 2006.

31611

El ex Guns N’ Roses, Gilby Clarke, se presentó en formato trío con su banda solista, la cual le brindó una base más pesada al rock and roll que lo caracteriza. Entre los temas que formaron parte del set del guitarrista estuvieron algunos clásicos de su carrera solista como «Tijuana Jail» y «Cure Me Or Kill Me», de corte más grunge/rock alternativo, ambos de su disco «Pawnshop Guitars» de 1994, y covers como «Knockin’ On Heaven’s Door» (original de Bob Dylan, aunque la versión realizada fue la de Guns N’ Roses), e It’s So Easy, también de su ex banda, en una versión algo más pesada que la original.
Pasadas ya las 21:00 hs., cuando estaba anocheciendo en el pueblo de Rejmyre, era momento de algo más violento y rápido, y para ello los legendarios thrashers Kreator siempre están presentes. Teniendo en cuenta que una gran parte del público era notoriamente más adepta a estilos como el hard rock y el glam metal, llegué a pensar que ni le prestarían atención a los alemanes, más allá de toda su historia y maestría. Pero por suerte me equivoqué, jamás debí pensar eso, ya que sucedió todo lo contrario! Kreator salió a escena y el público enloqueció a tal punto que por primera vez en toda la jornada se desató un gran pogo, mientras el sonido que provenía del escenario era sencillamente demoledor. Una hora a puro thrash comenzando con «Phantom Antichrist», de su último disco del mismo nombre editado en 2012, pasando por temas de la última década que ya se convirtieron en clásicos como «Hordes Of Chaos», «Enemy Of God» y «Violent Revolution», y por supuesto los himnos de la banda, los violentos «Endless Pain» y «Pleasure To Kill» y el final con «Flag Of Hate» y «Tormentor» enganchadas, con el tradicional discurso previo de Mille Petrozza flameando la «bandera del odio», incitando al público a gritar junto a él las palabras «it’s time to raise the flag of hate». Impresionante.

33211

Enseguida de terminar Kreator, en el otro escenario ya estaba comenzando Lita Ford, quien presentaba su último disco «Living Like A Runaway» de 2012, recibiendo una gran ovación por parte del público que a estas horas ya era muchísimo más numeroso que en los shows que se dieron durante el día, lógicamente porque estábamos presenciando las bandas más importantes de la jornada. No mucho se había sabido de la ex The Runaways durante la última década, de hecho editó un álbum regreso en 2009 llamado «Wicked Wonderland», luego de catorce años de silencio discográfico. Entre medio sufrió una dura separación de su esposo, y esto la inspiró en varios temas del nuevo material, por lo cual, de alguna manera la ayudó a retomar su carrera, y lo hizo con creces, ya que cualquier duda que podía generarse respecto a su vigencia se desvaneció al ver un muy buen show en vivo con una banda muy sólida acompañándola. Ya en sus cincuentas, Lita demostró a quienes no la habíamos visto en vivo anteriormente que además de cantar bien, es una excelente guitarrista. El set estuvo compuesto por temas de toda su carrera, incluyendo clásicos tanto de su ex banda The Runaways («Black Leather» y «Cherry Bomb»), como de su carrera solista, entre ellas «Can’t Catch Me» (compuesta con Lemmy), «Out For Blood», «Back To The Cave», «Gotta Let Go» y la balada «Close My Eyes Forever» grabada originalmente a dúo con Ozzy.

36011

Luego llegaría el momento de presenciar a los pioneros del power metal Helloween, quienes en este 2013 lanzaron su trabajo «Straight Out Of Hell». El show fue muy entretenido tal como nos tienen acostumbrados estos alemanes, presentando un set compuesto por algunos temas del último material y un montón de clásicos, entre los que pasaron «Eagle Fly Free», «I’m Alive», «If I Could Fly», «Power», «Future World» y «Dr. Stein». Andi Deris, cargado de buen humor, nuevamente dejó en claro sus cualidades como vocalista y como frontman, logrando tener al público a sus pies, principalmente cuando los hizo cantar a su gusto en «Live Now!» y el cierre con «I Want Out». Aunque también se lo vio distraido en un par de ocasiones, tal vez producto del cansancio, primero presentó el tema «Waiting For The Thunder» como «If I Could Fly», y posteriormente mencionó a «Steel Tormentor» como tema de 1998, cuando en realidad es del disco «Time Of The Oath» de 1996. El resto de la banda dio cátedra de como hacer buen power, y Dani Löble tuvo su momento de lucidez con un solo de batería que le mereció una gran ovación por parte de los presentes.
El cierre de la primera jornada estuvo a cargo de los suecos Sister Sin, quienes de la mano de la carismática vocalista Liv Jagrell, el muy buen guitarrista Jimmy Hiltula y la potente base de Andreas Strandh (bajo) y Dave Sundberg (batería), realizaron una gran actuación que incluyó principalmente cortes de sus dos últimos discos «True Sound Of The Underground» (2010) y «Now And Forever» (2012). Así pasaron temas como «End Of The Line», «One Out Of Ten», «Outrage», «Sound Of The Underground», el cover de U.D.O. «24/7», y la genial balada «Morning After», que difiere completamente de la versión original heavy de Animal, la banda de Randy Piper de W.A.S.P.

37111

El amanecer del Sábado 27, segundo y último día del festival, fue soleado y así continuó durante el resto de la jornada, afortunadamente. Al igual que el día anterior, la primera banda comenzó a tocar a las doce del mediodía puntual en el Rockklassiker Stage. Se trataba de Refuel, cuarteto de hard rock sueco en la onda Guns N’ Roses, quienes aparte de presentar un repertorio con temas bastante gancheros, se preocuparon por dar un buen show, con el vocalista dando vueltas por todo el escenario, y un bajista que terminó destrozando su instrumento y regalándolo al público.
Elevener, otra agrupación local proveniente de Gothenburg, siguió con una propuesta AOR con algunos tintes progresivos, en la línea de Journey. Tal como el resto, esta banda también cuenta con temas con mucho gancho y además de gran calidad, quedando demostrado que varias bandas «chicas» que participaron en este festival deberían tener mayor reconocimiento. Realmente ninguna llegó a defraudar, al contrario, varias sorprendieron.
Desde Sydney, Australia, la joven banda The Art salió decidida a conquistar al público desde el comienzo con su sonido hard rockero y su estética cercana al glam. Azaria Byrne (voz y guitarra), Kara Jayne (bajo), Ronnie Simmons (guitarra) y Jordan McDonald (batería) brindaron un show cargado de energía que tuvo de todo, incluyendo a Simmons colgándose de un andamio y haciendo un solo de guitarra desde las alturas, y la aparición de miembros de la banda estadounidense Faster Pussycat para cantar a coro un tema junto a ellos. Quedó claro que ambas bandas son amigas, ya que en distintas ocasiones durante el día se los vería juntos, por ejemplo durante el meet and greet que realizaron los norteamericanos.
Posteriormente fue el turno de 5th Avenue, otra banda local de la ciudad de Västeras. Este quinteto adolescente practica punk-pop, estilo completamente distinto al común de las bandas del festival, y por lo tanto, era muy poco el público presente mientras estaban tocando, pero eso no impidió que mostraran sus buenas canciones y todo su potencial sobre las tablas, además de añadir variedad en la grilla.

43611

La agrupación de hard rock melódico M.ILL.I.ON fue la siguiente en la grilla. Si bien no proponen nada que no hayamos escuchado previamente, tienen algunas canciones a destacar como «Prisoner of Power» y «Rock N’ Roll Nation», ya clásicos de la banda, y «Everyday Hero», una de las compuestas más recientemente. A pesar de ya haber salido de gira con grandes como Saxon o Michael Schenker Group, aún buscan hacerse un renombre a nivel internacional, veremos qué les depara el futuro.
Mientras el sol brillaba más que nunca sobre el pueblo de Rejmyre, la banda de metalcore The Unguided se apoderó del escenario, con una sorprendente cantidad de público que los apoyó desde el primer minuto. Y esto no era casualidad teniendo en cuenta que este es el nuevo proyecto de los ex miembros de Sonic Syndicate, Richard Sjunnesson (voz), Roland Johansson (guitarra y voz limpia) y Roger Sjunnesson (guitarra y teclados), quienes decidieron apartarse de su anterior banda debido al nuevo rumbo musical que habían tomado. The Unguided cuenta con un disco de 2011, «Hell Frost», y en este mismo se basó su setlist con temas tales como «Green-Eyed Demon» y «Phoenix Down», que fueron los que mejor respuesta obtuvieron.
Con una marcada influencia de los años ’70 ya desde el vestuario, Year Of The Goat, formados en la ciudad de Norrköping, salieron a escena con un vocalista, tres guitarristas, un bajista, un mellotronista, un baterista y dos coristas femeninas vestidas de parcas. Sus temas tienen elementos del doom metal más clásico y del heavy, con atmósferas oscuras, y una gran voz por parte de Thomas Sabbathi, la cual se acopla a la perfección con los coros. Muy recomendable esta banda que cuenta con un disco editado en 2012 titulado «Angels Necropolis».

45211

La banda glam local Crazy Lixx fue la siguiente en salir a escena con una total entrega hacia su público que era muy numeroso. Desde el comienzo con «Young Blood», principalmente el vocalista Danny Rexon y el bajista Jens Sjöholm no dejaron de arengar al público para hacerlo mover, y esto daba resultado sobre todo gracias a temas como «Heroes Are Forever» y «21 ‘Til I Die», claramente los favoritos de la audiencia. El grupo que está fichado por Frontiers Records, ha lanzado tres discos en lo que va de su carrera, «Loud Minority» (2007), «New Religion» (2010) y «Riot Avenue» (2012), y continúan cosechando seguidores día a día gracias a sus enérgicas presentaciones, más aún cuando el género está pasando por un buen momento en Suecia.
A continuación Witchcraft tenía que subir al Tube Stage, pero por un imprevisto tuvieron que cancelar su participación en el festival, por lo que los organizadores tuvieron que buscar un sustituto rápidamente, y es así que Sister Sin tocó nuevamente. Liv Jagrell volvió a demostrar no solo que sabe cantar bien, si no también su gran presencia como frontwoman interactuando con el público y haciéndolo sentir parte del show, mientras el resto de los miembros cumplían sus respectivos roles de manera más que correcta.
Recuerdan a Faster Pussycat, la banda glam de los 80’s mencionada más arriba? Bueno, ellos eran los encargados de continuar la fiesta en el Skogsröjet. Para quienes no tienen mucha idea de qué fue de la vida de los Pussycat luego de su separación en 1993, la banda se reformó en 2001 y desde entonces han estado haciendo giras y han editado un disco de estudio con material nuevo («The Power And The Glory Hole» de 2006), un par de compilados de grandes éxitos, covers y rarezas («Between The Valley Of The Ultra Pussy» de 2001 y «Covers & Oddities» de 2011), además de su primer disco en vivo «Front Row For The Donkey Show» (2009).

45611

Con la actual alineación constituída por Taime Downe en voz, Xristian Simon y Michael Thomas en guitarras, Danny Nordahl en bajo y Chad Stewart en batería, los norteamericanos, quienes se despedían de su gira europea en esta fecha, hicieron un recorrido por sus hits de la era dorada del sleaze/glam para el deleite de los fans. El único miembro original que permanece en el grupo, Taime Downe, con su look actual a la Marilyn Manson, pasó todo el show haciendo poses sin soltar su cigarrillo prácticamente en ningún momento, mientras se sucedían los temas, desde clásicos del glam como «Slip Of The Tongue» hasta las más recientes «Sex, Drugs & Rock And Roll» y la industrial «Number 1 With A Bullet». Pero los mejores momentos llegaron cuando el propio vocalista comenzó a tener una mayor conexión con el público al bajar del escenario a cantar su mayor hit, la balada «House Of Pain», y luego con clásicos como «Don’t Change That Song», «Bathroom Wall» y el cover de los Supersuckers, «Pretty Fucked Up», donde sus amigos australianos The Art salieron al escenario como invitados especiales.

48611

Crashdïet, una de las principales bandas de la nueva movida glam sueca, originalmente se iba a presentar en este festival, pero debido a un problema de salud de uno de los integrantes debieron suspender su presentación, y en su lugar tocó H.E.A.T., otra banda local del mismo género formada en el 2007, que está gozando de gran éxito gracias a sus discos «H.E.A.T.» (2008), «Freedom Rock» (2010) y el más reciente «Address The Nation» (2012), primero junto al nuevo vocalista Erik Grönwall. La excelente respuesta del público se produjo desde el primer momento que la banda salió a escena, incluyendo al vocalista bajando del escenario para acercarse a los fans que deliraron con canciones como «It’s All About Tonight» y la pegadiza «Living On The Run». Amantes de Europe, Bon Jovi e incluso de Edguy, chequeen esta banda!

50311

Otra de esas bandas muy exitosas en los ’80, y que luego se les perdió un poco el rastro, es sin lugar a dudas Lizzy Borden, quienes se destacaban en la movida glam por su componente de shock rock influenciado por el maestro Alice Cooper, que siempre hizo entretenidas a sus actuaciones. Para aquellos que no supieron más nada de ellos tras el silencio discográfico de los años ’90, la historia cuenta que en el año 2000 editaron un disco «regreso» titulado «Deal With The Devil», y estuvieron tocando hasta el 2004, año en que el guitarrista Alex Nelson falleció en un accidente automovilístico. En ese momento decidieron separarse para regresar en 2006 con un nuevo guitarrista, Ira Black, con quien editaron su último disco hasta la fecha, «Appointment With Death» de 2007. La formación actual es Lizzy Borden en voz, Dario Lorina en guitarra, el sueco Marten Andersson en bajo y Joey Scott en batería, y de esta manera se encuentran haciendo una gira celebrando sus treinta años de carrera, y el Skogsröjet iba a ser testigo de la misma. Ya en el comienzo, el vocalista y líder de la banda, salió vestido de negro, encapuchado, con la cara tapada y un bate en la mano, y de esta manera en cada uno de los temas cambiaría de atuendo, pasando por máscaras de todo tipo, capas, y en ocasiones sosteniendo un cráneo, mientras pasaban temas como «Under Your Skin», «Red Rum», «Rebel Yell» de Billy Idol, «Me Against The World» y el pegadizo clásico «Tomorrow Never Comes».
En el show de Lizzy Borden el lado teatral es tan esencial como la música, y es así que durante «There Will Be Blood», una chica salió a escena y comenzó a moverse al ritmo de la música, para luego ser «asesinada» a mordizcos en el cuello por parte de Lizzy, quien quedó cubierto de sangre dejando caer a la chica sobre el escenario. Al término del tema comenzó a preguntar al público de manera amenazante si querían sangre, y a continuación se bajó del escenario y comenzó a manchar de «sangre» a todos en la primera fila. Realmente genial! Un muy buen show de una banda que garantiza entretenimiento, sin importar el paso de los años.
Desde Finlandia, The 69 Eyes se encargaron de ponerle un toque más oscuro al festival con su particular estilo «goth n’ roll» que ha conquistado fans alrededor del mundo, y Suecia no es la excepción. Los admiradores de los «vampiros de Helsinki» vibraron con un inmejorable repertorio que estuvo constituido por lo mejor de su carrera, desde himnos como «The Chair», «Brandon Lee», «Gothic Girl» y «Lost Boys» hasta los más recientes «Red» y «Love Runs Away», de su último álbum «X» (2012), en una brillante performance por parte de los cinco músicos.

51511

Dark Tranquillity, una de las pioneras del death melódico, fue la que continuó con la fiesta cuando ya estaba oscureciendo en el territorio sueco. Aparecieron en escena como quinteto, debido a que el bajista Daniel Antonsson abandonó la banda meses atrás, y aún no encontraron sustituto. A pesar de que eran los únicos representantes de este estilo en un festival lleno de hard rock, lograron contagiar a la audiencia mediante una gran actuación que incluyó gemas como «The Wonders At Your Feet», «Misery’s Crown», «ThereIn» y «Lost To Apathy», entre otras, destacando a Mikael Stanne que estaba con todas las pilas puestas y en un excelente nivel vocal. Prácticamente no se notó que estaban tocando sin bajista!
Tras el show de los de Gothenburg, decidí acercarme hasta el área VIP, donde solo podían acceder miembros de bandas, prensa, y demás invitados. Allí se encontraban integrantes de Toxic Rose conversando con los de 69 Eyes, los de Faster Pussycat tomando algo, entre otras bandas participantes del festival, aunque allí también estaba el actual guitarrista de W.A.S.P., Doug Blair, quien estuvo presente durante las dos jornadas entre el público como un espectador más, ya que su banda no era parte de la grilla.

54811

Ya siendo completamente de noche, y con un público mayor que cualquiera de los shows anteriores, llegó el momento que notoriamente todos allí estaban esperando. Los cinco miembros originales de Twisted Sister aparecieron en escena y fueron enormemente ovacionados. Si bien hace ya tiempo que no están utilizando el maquillaje y la vestimenta que los dio a conocer en los años ’80, demostraron que eso no es un factor fundamental para dar un show más que entretenido, que incluyó mucho juego de luces, efectos y discursos emotivos por parte del vocalista Dee Snider y el guitarrista Jay Jay French, haciendo referencia al esfuerzo que han hecho tanto ellos como otras bandas como Rush, Judas Priest, y otras legendarias para llegar al status actual e ironizaron acerca del «esfuerzo» realizado por quienes salen de concursos del estilo de American Idol. Más allá de que los cinco están rondando los sesenta años de edad, y que el set se basó en sus clásicos, principalmente de «Stay Hungry» (1984), sorprendieron con la energía que desplegaron y la vigencia con la que se mantienen, principalmente Dee Snider, quien ya es sabido es un excelente frontman y domina por completo al público a su gusto. Entre los puntos más altos estuvieron «Stay Hungry», la impresionante «Burn In Hell», «You Can’t Stop Rock N’ Roll», la balada «The Price», y por supuesto las infaltables «We’re Not Gonna Take It» y «I Wanna Rock», en una versión extendida con mucha interacción con la audiencia.

57511

Cerrando la jornada y la octava edición del festival, los locales Lillasyster pisaron el Tube Stage, y saciaron a quienes aún tenían algo de energía para ver una banda más antes de volver a las carpas. Estos suecos muy exitosos principalmente en su país natal, hacen una mezcla de rock, metal y hardcore, con letras en su propio idioma, aunque para el mundo probablemente sean más conocidos por su cover de «Umbrella», el hit de Rihanna, el cual justamente fue parte de su setlist.
En mi opinión un final con Twisted Sister hubiera sido glorioso por como terminó el show, pero supongo que la idea de la organización era que una banda nacional fuera la que cerrara el festival.
Cabe mencionar también que durante estas dos fechas fueron realizadas entrevistas con Thundermother, Toxic Rose y Mikael Stanne, vocalista de Dark Tranquillity, quien estaba de muy buen humor y comenzó a preguntarme acerca de mi viaje, ya que no era muy común que alguien de Sudamérica estuviera en un pueblo de Suecia que está prácticamente en el medio de la nada. También le entregué un disco compilado con bandas de metal uruguayo, y se mostró muy contento y agradecido al recibirlo. Todas estas notas completas podrán chequearlas en risemetal.com
Al otro día del cierre del festival, durante la mañana la gente comenzaba a desarmar sus carpas partiendo rumbo a sus hogares, habiendo disfrutado de dos excelentes jornadas en un festival muy bien organizado, y donde el clima ayudó también a que todo fuera una fiesta. Así también me retiraba yo para continuar mi «gira» europea luego de haber pasado por este pueblo de Suecia, habiendo visto tanto bandas de gran renombre como otras locales de buen nivel, incluyendo algunas que realmente me sorprendieron, además de haber conocido varias personas, desde integrantes de bandas y otros colegas hasta personas de la audiencia.
Pero mi último adios al festival se produjo cuando llegué a la ciudad de Norrköping. Mientras esperaba el tren que me conduciría de regreso a Stockholm, pasó Jimmy Hiltula (guitarrista de Sister Sin) con quien había estado hablando el día anterior, y me saludó una vez más antes de irse también a tomar el tren que lo llevaba a la ciudad donde reside, sellando así el final de esta experiencia en el Skogsröjet Festival que resultó verdaderamente inolvidable.

 

 

Tags: , , , , , ,

Un Comentario en “Informe Especial: RISE! European Tour 2013 – Parte 3: Skogsröjet Festival (Rejmyre, Suecia)”

  1. Gonzalo dice:

    ¡Excelente Jorge! La reseña de cada banda está muy detallada, con parte de su tracklist, integrantes e incluso álbumes para que uno pueda investigar en caso de interés.

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*