RISE!

KREFELD SLAM FEST en Magnapop Krefeld (Krefeld, Alemania)

Domingo 14 de Febrero de 2016

por Gonzalo Deubelbeis

Poco de invierno veníamos teniendo hasta el momento por el oeste de Alemania: escasa nieve suplantada por mucha lluvia. Sin embargo el Domingo 14 de Febrero, día de San Valentín (¡!), se daría el Krefeld Slam Fest para todos los seres brutaloides venidos a menos por este clima hostil, y quizá algo melancólicos por no tener una pareja que los acompañara, ya que las mujeres escasean en el Metal Extremo. Si bien el día estuvo gris y la llovizna fue constante, el sentimiento de regocijo era importante al tomar el tren desde la vecina ciudad de Essen y ver a otros fans con sus buzos del Obscene Extreme u otros diseños grotescos y fluorescentes, gorros de Ingested, etc., todos respondiendo al llamado del Brutal Slam en este tour denominado «Sickness Descends on Europe» que nos convocaba en el recinto Magnapop de Krefeld. La locación es amena, con una zona al aire libre con terrazas y otra área de relax para las bandas, además del sitio con el escenario/bar y baños.

Apenas llegar me recibe en la entrada Thomas Strater (organizador de KSM y ex-vocalista de Grind Inc.), quien no demora en darme el pase de prensa. En este momento debo dejar las formalidades de lado y reconocer a Thomas como el promotor más accessible y buena onda que he conocido: desde el principio poniéndose al servicio para coordinar la entrevista con Resurrected e incluso el día del festival deteniéndose entre banda y banda a preguntar cómo la estaba pasando.

Luego de abrirme camino, visualizo a la distancia a Eric Little (bajista de Visceral Disgorge) charlando con Rok Rupnik (vocalista de Within Destruction), ante lo que no puedo evitar acercarme a elogiar el largo pelo del primero, ¡quien me cuenta le llevó tan solo cinco años alcanzar esa extensión! Más tarde se acercaría Bine de Lower than Zero. Esta señorita es la frontwoman de la agrupación antes mencionada y claramente podría destronar a unos cuantos del palo Brutal con sus guturales. Tuve oportunidad de verla en vivo con su banda en Obscene Extreme 2015 como parte de su gira con Lividity y doy cuenta de ello.

slamfest

Momento de la música, momento para Atomgott. Los de Mönchengladbach se las ingeniaron para caldear el ambiente con su Brutal Death Metal, incluso con una audiencia reducida que aún estaba más interesada en comer bratwursts (normal o vegano) o tomar cerveza que en el grupo en sí. De todas maneras unos cuantos fijaron sus ojos al espectáculo y de allí no los sacaron hasta terminado el setlist, el cual contó con material de su Demo ‘Es gibt kein Utopia’ (2012): ‘Mich Zerreisst’s’, ’Götterdamerung’; y adelantos de lo que será su debút discográfico ‘Apatheia’, a editarse en el corriente 2016: ’Es zerfällt von selbst’, ’Die Richter ihrer Selbst’, ’Geboren in Schmerz’, ’Blutrausch des Irrsins’. Dicho sea de paso me gustó que las letras estén escritas en su lengua materna. Bine (Lower than Zero) se les unió como invitada aunque ni se molestó en subir y prefirió cantar desde la audiencia. En el siguiente link pueden escuchar dos de sus temas nuevos, con líricas incluídas, útiles para aquellos que queremos mejorar nuestro alemán: https://atomgott.bandcamp.com/album/apatheia. Quiero destacar la mezcla de la batería en el sonido en vivo, un placer ese doble pedal. De todos modos las guitarras carecieron de potencia y sustancia a mi criterio, aunque esto bien puede ser un tema de pedales, cables e incluso afinación.

7 H.Target vinieron de yapa, puesto que no forman parte del tour, entonces verlos fue algo exclusivo. Estos rusos auto-definidos Innovative Psychotropic Brutal Death realmente hacen algo único, de aquí a que lo tomes o lo dejes es otra historia. Lo cierto es que luego de escuchar su último lanzamiento ‘0.00 Apocalypse’ (2014) rechazé su propuesta al sonarme demasiado experimental, pero en vivo me dieron una patada de lleno en la cara. Disfruté como el mejor de esta joven banda y en especial de lo hecho por el bajista Konstantin Korolev. Claramente se ensayaron su presentación de principio a fin antes de salir de casa, y eso se notó en vivo. Casualmente interpretaron un sólo tema de su último esfuerzo ‘Technofetishist’ (¿quizá por ser su esfuerzo discográfico más volado?) y varios del disco ‘Psy Slam Damage’ (2013), entre ellos ‘Gun-in-Cunt’, ‘Tetsuo Rising’ y ‘Mindestroyer Dance’; algo de ‘Fast-Slow Demolition’ (2012), en específico ‘Metal + Flesh’, ‘Drill Penis’ y ‘The Hellicopter Attack’, coronando con ‘I am More than Human’ e ‘Insane Bio-Mechanism’ de su primer EP ‘Electric Tools for Electric Human’ (2011). Espero cruzármelos nuevamente en un futuro.

Within Destruction continuaban, venidos desde la montañosa Eslovenia. Para algunos una banda ‘fuera de lugar’ para lo que son el resto de agrupaciones del tour, y es cierto que el elemento deathcore predomina, aunque suenan bien y tienen gancho. El quinteto también se preocupa por brindar bastante material en video a sus fans, lo que les ha funcionado para su recientemente editado CD ‘Void’, con un lyric video para ‘An Unforseeable Anomaly’ (https://www.youtube.com/watch?v=cxvN4fjnbss), guitar playthrough para la canción homónima (https://www.youtube.com/watch?v=5zpo7Wy0mk0), etc. Por desgracia no incluyeron la excelente ‘Carnage’ (Video oficial: https://www.youtube.com/watch?v=Sd_8KronnJ4) la noche del domingo.

La más esperada de la noche para quien suscribe, Visceral Disgorge directo desde USA. Los gringos se han hecho de un nombre tan sólo con un disco de estudio hasta el momento, que ni siquiera es nuevo y ya está rodando hace media década. El disco en cuestión es ‘Ingesting Putridity’ y es una delicatessen, a tal punto que los días previos me aclimaté para el festival únicamente escuchando éste y el ‘Uterovaginal Insertion of Extirpated Anomalies’ de Cephalotripsy. La prueba de sonido se alargó un poco y eso repercutiría en el cronograma, forzando a Resurrected a recortar de su setlist dos canciones para así poder cumplir con los tiempos. Con unos banners a ambos laterales del escenario, estaba todo dispuesto para la carnicería, la cual inició salpicando sangre en todas direcciones. El público se contagió y empezó a hacer circle pits, headbanging y otros ticks propios del Slam con mayor frecuencia. Al igual que muchas bandas del género, VD hace uso de samples que por lo general lo hacen a uno largar la carcajada, y si sumado a eso nos deleitan con ‘Force Fed Shredded Genitalia’, ’Sedated and Amputated’ (video oficial: https://www.youtube.com/watch?v=utnrPUxiDX4), ’Necrocoprophagia’ (video oficial en vivo: https://www.youtube.com/watch?v=whl9LUD3BaI, dedicado a su fallecido guitarrista Steve Rosenzweig), ’Skull Fucking Neonatal Necrosis’, es sólo entonces que se puede estar alegre de seguir con vida. Quiero sobresaltar a su vez la voz de Travis Werner, quien seguramente tenga una colonia de gusanos que han ahuecado su garganta llenándola de pus para que emane tanta putrefacción y al mismo tiempo al guitarrista Steve Miles (quien ha sido técnico para Dying Fetus en otras giras), por sus charlas de calidad y agradable compañía.

Resurrected serían los últimos representantes alemanes de la noche, supliendo a Grind Inc. quienes se cayeron a última hora a causa de una operación practicada a su baterista Adriano. Ver a GI me hubiese gustado un poco más a causa de su enfoque groovy e intrincado, aunque el sentimiento de Death Metal con partes Brutal o momentos Thrash me venía bien también. El cuarteto se despachó con un show enérgico promocionando su último EP “Penetrance of Terror” (2015) con ‘Mutated Generation’ y ‘The Overkill to Dwell’ junto a material de su extensa discografía de una banda con más de dos décadas de vida que ha mantenido un ritmo fluído a la hora de poner CDs en la calle. Estos veteranos ya tienen experiencia y lo dejaron saber sobre las tablas, en especial la constante interacción por parte del guitarra Thomas Granzow. El cierre fue con ‘Butchered in Excrement’ del disco con el mismo nombre. ‘Divine Masturbation’ es un pedazo de tema pero no fue de la partida esa noche.

Tiempo de un sorteo usando los números de las entradas. El merchandise obsequiado fue tan amplio que por unos instantes me lamenté de no tener un hard ticket conmigo. Para hacerla corta cada banda facilitó una remera y un CD, lo cual dejó a los ganadores con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Suertudos! Los promotores por lo general son muy reservados al hacer públicas las cifras de dinero que un festival deja (o quita), sin embargo al ver todos estos gestos de cariño para con el fan sinceramente espero que KSF haya dejado un poco de ganancia a su promotor y no un hueco en el bolsillo como suele pasar.

En este momento tenía programada una entrevista con Resurrected, pero mientras el sorteo se realizaba la siguiente agrupación ponía a punto el escenario, por lo cual una vez finalizado el mismo uno ya veía los gorritos de costado de los Kraanium asomándose del backstage. En ese punto Christoph Mieves (vocal de Resurrected) me sugiere algo que ilumina mis ojos ansiosos por Brutal Death: retrasar la entrevista para el próximo corte antes de que Disentomb desplieguen su show. Sin pensarlo dos veces dije que sí y hasta dudé en darle un abrazo por su gran idea.

Kraanium es sinónimo de Slam y viceversa. Mucha gente incluso consideraba que ellos debían encabezar el tour. Los noruegos (ahora con algo de sangre británica) siguen siendo los gangsters del breakdown y lo saben bien. Traían bajo el brazo ‘Chronicles of Perversion’ (2015), un disco bastante Devourment en sonido, lo cual por supuesto no es nada a menospreciar. Precisamente de este nos regalaron ’Rock Filled Orifice’, ‘Human Skin Fuck Doll’ y ’Hung by Your Entrails’, junto a ’Reverse Abortion’, ’Orgy’, ’Double Barrel’, ’Slammed Kranial’, ‘Evisceration’, ’Slurping the Vaginal’, ‘Coprophagial’, ’Still Born’. Kraanium ha encontrado una fórmula y la utiliza bien, llevándolo a uno a seguir el ritmo con su cabeza, adentrarse en un circle pit o mover sus brazos con todo el estilo y sabor Slam. Ese domingo no fue excepción y verlos por primera vez fue un acierto, aunque su fiel guitarrista Jason Varlamos tuvo problemas técnicos con su instrumento en una de las canciones. Afortunadamente Mats Funderud estaba firme como una roca y seguro de lo que hacía en las siete cuerdas, por lo que el show prosiguió sin grandes inconvenientes. El bajista de sesión para este tour, de quien desconozco el nombre ya que la banda jamás lo reveló, también se las vió negras en algunos temas, claramente por desconocimiento del setlist. La verdad sea dicha y lo cierto es que incluso siendo muy joven, en varias canciones hizo un trabajo excelente con su bajo de 6 cuerdas, ¡incluyendo sesiones muy complejas!

Disentomb nos iba a dar una lección para no olvidar. Australia tiene un toque particular para lanzar bandas técnicas, melódicas y brutales, con Psycroptic, Ne Obliviscaris, Thy Art is Murder y tantas otras siendo embajadoras internacionales. En el hipotético caso que me cruzara con Jord (vocalista) en la calle, jamás voltearía y lo pasaría por alguien ajeno al movimiento extremo. Nada más erróneo que juzgar el contenido de un libro por su portada, este aussie la tiene clara al momento de brutalizar tus entrañas y dar un espectáculo sublime, haciendo incursiones entre la audiencia en múltiples ocasiones, arengando y escalando los retornos montados en el escenario. Sobresaliente al mismo tiempo el guitarra Jake Wilkes quien me ganó de una al tener una Ibanez y encima no para de hacer headbanging mientras toca riffs tan retorcidos y técnicos que a mi me llevaría meses interpretar concentrándome al 100 x 100 en ello. Su último lanzamiento fue “Misery” y ya tiene dos añitos de vida, el cual repasaron exhaustivamente en su set list con ‘Abominations Created Through Divinity’, ‘Pyres Built From the Severed Wings’, ‘Forced Adornment of the Funerary Crown’, ‘Chthonic Gateways’, ‘The Genesis of Misery’, ‘An Edifice of Archbeastial Impurity’, a excepción de ‘Cystic Secretion’ salida de su CD debut. Curiosamente el grupo finalizó su show cerca de diez minutos antes de lo acordado, aunque fue lo suficiente extenso como para satisfacer.

A modo de resumen diría que la edición debut de Krefeld Slam Fest fue exitosa. Tuvimos una atmósfera reinante de hermandad como es de costumbre en festivales extremos. En mi caso fui sólo y en ningún momento me faltó alguien con quien conversar, eso es lo bueno de esta escena. También esto se aplica al apoyo recíproco entre bandas, fuese con la mirada atenta o incluso participando en los moshpits, etc. Un festival puede volverse especial por muchos motivos: una locación privilegiada, line ups, una crew amigable, etc., aunque así como se atesora un lugar no porque este sitio sea especial en sí sino porque las personas que allí conocimos en un momento determinado así lo hicieron sentir en nuestro corazón, fueron los fans quienes hicieron de KSF un gran evento en mi opinión. VIELEN VIELEN DANK THOMAS STRATER!!

 

 

Tags: , , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*