RISE!

GOATWHORE

«A Haunting Curse»

(Metal Blade Records)

goatwhore.jpg

 

«A Haunting Curse» marca el regreso de los norteamericanos Goatwhore luego de una espera que se hizo larga desde aquel segundo álbum, «Funeral Dirge For The Rotting Sun» del 2003. Este nuevo trabajo trae consigo algunas vivencias ocurridas durante esos tres años que pasaron entre una producción y otra, comenzando por los cambios de integrantes, Patrick Bruders, Tim Holsinger y Zak Nolan (bajista, guitarrista y baterista respectivamente) abandonaron la banda, ingresando Nathan Bergeron (bajo) y Zack Simmons (batería), quedando Sammy Duet como único guitarrista. También el vocalista Ben Falgoust (también vocalista de Soilent Green) sufrió un accidente automovilístico que lo dejó temporalmente en silla de ruedas, y para colmo de males durante el 2005, en el proceso de composición de este trabajo, tuvieron que dejarlo debido al arrollador Huracán Katrina que asotó su ciudad en ese año. Pero afortunadamente nada detuvo al ahora cuarteto, quienes siguieron adelante con la composición y grabación del tercer álbum. Finalmente, a través de su nueva compañía, Metal Blade Records, Goatwhore editó el tan esperado «A Haunting Curse» durante el 2006. Grabado en St. Petersburg, Florida, en los Mana Studios, propiedad de Erik Rutan (ex-Morbid Angel, Hate Eternal), y producido por éste mismo, este nuevo álbum deja en claro que la espera valió la pena, mediante la evolucionada propuesta de Black/Death Metal que siempre caracterizó a la banda. Parece que toda la furia acumulada por tantos hechos trágicos hubiera sido descargada en este álbum, comenzando con «Wear These Scars Of Testimony» y ese riff endemoniado que coquetea con el Black Metal de la vieja escuela, mientras las voces más Death dan lugar a las voces Black y viceversa, pasando por «Bloodletting Upon The Cloven Hoof» que combina lo mejor de ambos géneros destacándose el perfecto desempeño en los blast-beats de Simmons, «Alchemy Of The Black Sun», con riffs bastante thrasheros, y mucha influencia de Celtic Frost, hasta llegar a «I Avenge Myself», que se encarga de cerrar el álbum a puro machaque, sin ninguna piedad, llevándose todo por delante, y demostrando la calidad con la que lo hacen. Once temas demoledores; rápidos, llenos de furia, y con una gran producción de por medio, hacen que el disco sea ampliamente disfrutable por los seguidores del Metal extremo.

Jorge Patacas.

Tags: , , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*