RISE!

JUDAS PRIEST – THIN LIZZY – ZAKK WYLDE en Hellen Pavillion (San Bernardino, California, USA)

Sábado 22 de Octubre de 2011

por Lucas Gordon

Luego de una semana extremadamente durísima por una pérdida muy cercana, decidí irme a ver a Judas y Thin Lizzy.
La verdad es que ya tenía las invitaciones y pases a backstage. No es que iba a ir porque tenía ganas de manejar casi dos horas, sino por lo anterior y que la verdad necesitaba despejar la mente, distraerme.
Así que junto con mi compañera de delitos, prostitución y vagancia, tomamos la ruta 134 desde Hollywood en dirección San Bernardino. Al llegar recogimos las entradas y tuvimos que esperar para que Darren Wharton (Thin Lizzy) nos recibiese (y los respectivos pases).
Hablé como con seis personas en la que la mitad me daban un pase diferente. No entendía nada. Aun así solo el último pase me autorizaba a estar en el backstage y los demás servirían solo de souvenir.
Para esto la mitad de los agentes de seguridad ya nos conocían, lo que supuse haría la velada más fácil a la hora de ir a ver el show y regresar a camerinos.
Como a las 6 PM viene Darren y nos saludamos con un abrazo. Hace rato habíamos entablado trato vía email, pero nunca nos conocimos.
Hicimos la entrevista y… un momento! Ustedes quieren saber cómo fue el show? Sigan leyendo!
Luego de la entrevista, nos cruzamos con Scott Travis, y Scott Gorham. Fotos, firmas, etc.
Para entonces ya teníamos que ir a ver a los Lizzy.

THIN LIZZY

Thin Lizzy sigue demostrando una compacta propuesta en escena!
Hoy el combo se conforma por seis integrantes en el que están Scott Gorham en guitarra y Brian Downey en batería como miembros originales, Darren (líder de Dare) en teclados, quien es el miembro más antiguo después de los otros dos, mi estimado amigo Marco Mendoza en bajo, latino y habla perfecto español, Damon Johnson (Brother Cane, Alice Cooper) en guitarra y en la voz mi estimado irlandés Ricky Warwick (The Almighty).
En sus 45 minutos de show en el que fueron la apertura de la noche, los seis integrantes no solo demostraron profesionalismo al emplear cada uno sus instrumentos, sino que se los pudo ver bien firmes y unidos en el escenario, además de relajados y complacientes de estar haciendo lo que hacen.
Uno desde abajo del stage, si presta un poco de atención se puede dar cuenta cuando vienen a llevarse el dinero y cuando vienen a complacer al público, cierto?
Lógicamente tocaron todos los éxitos de su carrera musical como: “Whiskey in the Jar”, “Jailbreak” y “The Boys Are Back in Town”.
Al terminar me fui al back. Halford andaba de aquí para allá, mirando hacia el suelo y sin saludar a nadie. Otras veces iba agarrado del hombro de un asistente, el cual lo llevaba volando.
Supongo que habrá tenido un día malo, porque no había demasiada gente en el backstage. Así que ni lo molesté.
Por ahí andaba Richie Faulkner, a quien le solicité una púa de guitarra y dijo que no tenía.
Mientras Zakk Wylde hacía su show, pasé al camerino con los Thin Lizzy y me saqué fotos, estuvimos charlando y todo fue muy ameno.
Scott me decía “espero que digas cosas buenas de nosotros”.
La verdad es que no comprendo a los británicos, o son de lo más asquerosos como personas, incómodos en firmar autógrafos (he notado que algunos sufren firmar autógrafos!), y con cara de culo; o son lo más amables que se puede esperar, caso último de los Lizzy.

JUDAS PRIEST

El quinteto británico entró al escenario a las 9:40 de la noche, a tiempo como marcaba el itinerario. Por ende el retraso que se había provocado por las bandas anteriores, no afectó que Judas comience a tiempo.
Lógicamente muchos sabrán como es el arranque de JP, con fuegos y toda la parafernalia.
En la segunda canción “Going Anywhere”, apoyaron su performance con juego de luces con láser y unos tubos emanaban ráfagas de aire comprimido. Este tipo de apoyo visual sumado al del fuego se iría repitiendo en varias partes del show.
A medida que pasaban las canciones, Rob Halford se ponía de espalda al público, miraba la pantalla gigante que se encontraba al fondo del escenario y comentaba algo relacionado a la siguiente canción, como cuando se empezó a ver la portada de Rocka Rolla y seguido ‘Alfajor’ (como lo llamamos amistosamente a Halford) terminaba su charla diciendo “and now ‘Never Satisfied’”!
Una de las cosas que había notado mientras Richie cada dos por tres sacudía sus púas al público es que Tipton no largaba ninguna! Supongo que no querría que las vendan en Ebay!
El show continuó con un tema, el cual no recuerdo (bah, no tengo ni la más puta idea de cuál era) que lo comenzaron de manera diferente, con Faulkner tocando guitarra acústica y siendo en modo soft metal, pero luego continuaron su interpretación supongo de la forma tradicional.
Halford cambiaba de atuendo varias veces, algunas se aparecía con el típico cuero negro (y sexy), otras como con un sobretodo con capucha tipo boxeador; pero lo que me llamó la atención es que casi todos los temas los comenzaba cantando desde la parte de atrás del escenario (o del costado, pero siempre sin poder ser visto).
Y entraba del costado caminando lento como lo solían hacer los cantantes de música romántica tipo bolero, me parecía divertido, y no me pregunten por qué, pero me recordaba a como entraba al escenario Maria Martha Serra Lima (N. del Ed.: Juajua!).
Tal vez no sea el comentario más común que lean de un show de Judas, pero vamos! Hace 40 años que tocan y debe haber miles de críticas de shows de sus conciertos.

Mi idea es proporcionar un enfoque distinto, buscando detalles que a veces no ponemos atención por la emoción del momento (y eso que decir que uno se emociona con ver a Halford, se puede interpretar de varias maneras las cuales quedarán sujetas a la perversión de cada uno de ustedes, mis estimados lectores).
Al finalizar el show, me regresé al backstage donde pude charlar con Ian Hill, y Tipton estaba desesperado en verse con una señora que resultó ser la asistente de un cantante amigo mío y quien se ve que ya se conocían de antes pero que aún no concretaron nada (no pude ver si lo iban a concretar esa noche porque seguí por mi camino y no quise que por mi típica curiosidad terminase yo salpicado), pero obtuve mi foto y me firmó algunas cosas.
Noche calurosamente gloriosa, shows inolvidables y excelente clima se pudo vivir entre los músicos.
Qué más puede pedir un simple fan como yo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*