RISE!

KORPIKLAANI en Bluzz Live

Miércoles 13 de Junio de 2012

por Gonzalo Deubelbeis

 

Recuerdo hace unos años estar mirando el video del show que Korpiklaani dio en el Wacken Open Air del 2006, una gran actuación que sin embargo generaba desconcierto en mí: estaba convencido que jamás podría presenciar un concierto de los reyes del Folk Metal mundial por estos lares.
Fue durante el concierto de Sepultura que me enteré de la llegada de estos personajes carismáticos a Uruguay y, aunque dolió, no dudé en sacrificar Decapitated para ser partícipe de la fiesta que los fineses traerían… ¡Por nada dejaría escapar un encuentro con los muchachos del clan del bosque!
El miércoles llegó, y resultó ser un día inhóspito, ya que copiosas lluvias acaecieron sobre Montevideo a lo largo de todo el día. Sin embargo, caída la noche y ya dentro del local, nada podría someter el espíritu de fiesta que se viviría. Siempre he valorado el contacto con los artistas que brinda Bluzz Live, realmente inigualable. En la previa, se veía a los músicos ultimando detalles para dar inicio a una fecha esperada por muchos.

Un poco pasada la hora pautada de inicio, se producía el primer contacto con “Hunting Song” que temprano levantaba la polvareda entre los folkies, para continuar con “Journey Man” (¡qué gran estribillo!) y “Cottages and Saunas”, tres pedazos de temas del “Voice of the Wilderness” (2005). Continuaban con el cover “Juodaan Viinaa”, imposible inmutarse ante semejante despliegue de algarabía, incluso el violinista se colgó a saltar mientras esas melodías tan pegadizas se iban permeando y colando entre los allí presentes. “Lonkkaluut” proseguía el espectáculo, la cual sonó mas suavizada en el en vivo de lo que se puede escuchar en “Ukon Wacka” (2011), para la cual Jonne (vocalista) se sacó la galera y comenzó a hacer headbanging como corresponde.

La tranquilidad y el descanso llegarían con “Kipumylly”, un tema que invita a observar y escuchar con atención. Se vendría un solo de la mano del nuevo violinista Tuomas Rounakari, quien, ataviado como estaba, creo que a esa altura nos había metido en el bolsillo a la mayoría: es el tipo de músico que Korpiklaani necesitaba. La veloz “Vaarinpolkka” se acumularía al ya de por si ostentoso set list que los fineses venían desglosando, durante la cual era muy cómico ver al violinista bailando mientras el pícaro cantante se fumaba un cigarro aprovechando el tema instrumental. Llegaría el momento de presentar el inédito (por aquel entonces) “Metsälle”, que formaría parte de “Manala”, editado recientemente. Al final de la misma se produjo un hecho muy gracioso, Jonne intentaría hacernos cantar a todos, aunque el coro era algo complejo, y la coordinación con la audiencia produjo algunas situaciones para la risa. El carismático vocalista proseguiría a agradecer la oportunidad brindada de cerrar el tour sudamericano en un lugar en el que no habían tocado previamente. “Vodka” sacudiría Bluzz Live entero, una canción que en lo personal no me enloquece, aunque el público literalmente deliró. La siguiente canción la gocé a pleno, fue la primera que escuché de Korpiklaani a través de su video, haciéndonos retroceder hasta el disco “Spirit of the Forest” (2004), estamos hablando de “Wooden Pints”. El segundo cover de la noche, “Iron Fist” de Motörhead, trajo el Folk n’ Roll dentro del local.

Otro de los pesos pesados, “Happy Little Boozer”, seguiría consagrando la noche, con algunos animándose a bailar polca, aunque el pogo era tal que no duraron mucho en ser absorbidos por la masa que se contorneaba a ritmo de acordeón y violín. Otro punto alto fue “Beer Beer”, al igual que “Tequila”, donde el vocalista de rastas se sujetó de unos parlantes y se dejó llevar por la audiencia. La hímnica “Pellonpekko” reposicionaría a los músicos sobre el escenario, situándose los instrumentos de música tradicional por un lado junto a las clásicas guitarra y bajo por el otro, la confluencia de ambos enfoques. “Viima” proseguía la marcha con una sonrisa contagiada entre Jonne y Cane, ambos guitarristas, frente a la seriedad del bajista Jarkko y el acordeonista Juho…
Un show de una hora y media de duración repasando su discografía con una entrega total por parte de los músicos; en más de una ocasión Jonne se deshizo de la guitarra para dar lo mejor de sí como frontman. Lo más importante es que se los vio disfrutando y esto se trasladó a la gente. El sonido tuvo algunos detalles aunque fueron mínimos y en definitiva el concierto colmó y superó mis expectativas!
El 2012 ha sido un año glorioso, cada vez más bandas se acercan a esta parte del mundo y es en este punto que nuevamente hay que agradecer a los promotores locales por jugársela en traer grupos como Korpiklaani que no cuentan con tantos seguidores. Ojalá estos tiempos de bonanza continúen y no tengamos que seguir viendo muchos de nuestros grupos preferidos por medio de videos.

 

 

Tags: , , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*