RISE!

DREAD SOVEREIGN

“All Hell’s Martyr”

(Ván Records)

dreadsovereign

La banda de Black Metal pagano Primordial quizás no tiene la atención que realmente merece en el under. Me corrijo, “no la tienen”. El cerebro detrás de Primordial, A.A. Nemtheanga, es un hombre talentoso; entonces cuando uno de sus proyectos, Dread Sovereign, debutó con un gran EP “Pray To The Devil In Man”, no me sorprendió. Pero lo que me llegó fue la calidad de la composición, la cual era impresionante. “All Hell’s Martyrs” tiene sus raíces basadas en el sonido del Doom clásico al estilo de Pentagram y el viejo Black Sabbath, pero además es “grande” en sonido, no exactamente Epic Doom como Candlemass o Solitude Aeturnus, sino “desesperadamente épico”. Quizás tendrías que pensar en Doom tradicional combinándose con el Epic Doom, pero en un ambiente mucho más oscuro.
La producción es muy pesada y cálida, y a pesar de que las guitarras puedan estar un poco amortiguadas, el efecto general no es disminuido de ninguna manera. Sobre el camino melancólico trazado por las guitarras y la batería, se encuentran los gritos de desesperación de Nemtheanga. Supongo que esto es lo más oscuro que puede ser. “Thirteen Clergy” comienza el proceso de manera taciturna, y cuando Nemtheanga recita la primer línea “Holy Mary, the Devil is coming”, es imposible mantener la compostura. Las capas Doom se adueñan del tema, asistidas por los ocasionales rellenos de melodías de guitarra por parte de Bones. “Pray To The Devil In Man” comienza arrastrándose, pero termina con un ligero toque épico permeando su estructura a medio camino. Similarmente, “Scourging Iron” agrega algo de velocidad al ritmo en la segunda mitad, cortesía de un solo de wah-wah y el tema asciende más y más como un grito de angustia perforando los cielos. “We Wield the Spear of Longinus” inflige más miseria en los pasajes de Funeral Doom arrastrándose de manera muy lenta, pero también emanando pizcas de melodía entre medio. Pero la frutilla de la torta es cuando el tema tiene un pasaje de Doom clásico con más solos de guitarra de Bones y una igualmente gloriosa outro. “Scourging Iron” provee otra instancia de esto mismo. Una mención especial para los solos, ya que estos le agregan aspectos positivos a la vibra del álbum de gran manera.

Resumamos un segundo lo que tenemos aquí – pasajes de Doom tradicional (rindiendo homenaje al género), un toque de Epic Doom, solos destacables, y pizcas de melodías y partes más rápidas; todas las cuales hacen una gran combinación y básicamente destierran la idea de aburrimiento asociada con el Doom Metal. Esta combinación mantiene las cosas interesantes y supongo que la experiencia de Nemtheanga de forjar temas con tanto detalle, es brillante. El álbum culmina con “Live Through Martyrs/Transmissions from the Devil Star”, de trece minutos, la cual es una fusión de todas las características musicales mencionadas antes, pero además agrega algunos elementos atmosféricos del Post-Black Metal de fondo, lo cual provee un diferente tipo de final en la segunda parte del tema.
Este álbum se siente como una banda sonora para el lado oscuro de la humanidad, con cada parte de la atrocidad de la religión, el barbarismo y el dolor visto a lo largo de la historia filtrándose a través de sus poros. No es una escucha fácil, ni lo será, porque al igual que un remolino, tiene el poder de tirar al oyente por sus garras. Como dije antes, la habilidad de Nemtheanga para componer temas memorables y emocionales en Primordial se nota también en Dread Sovereign. De repente me doy cuenta que Dread Sovereign no se siente como si fuera un proyecto paralelo. Es una banda completa, y espero que logren cosas mejores. Podrán superar esto?

Dipankar Mohanty.

 

Tags: , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*