RISE!

HELLBOTN METALFEST 2019 (Kolbotn, Noruega)

Viernes 30 y Sábado 31 de Agosto de 2019

por Jorge Patacas

 

El Hellbotn Metalfest tuvo su origen en 2014 en la ciudad de Kolbotn ubicada a 20 minutos de Oslo, conocida por haber visto nacer bandas como Darkthrone. Desde el inicio, los organizadores tuvieron la idea de crear un festival dándole prioridad a bandas locales, sumando nombres importantes de la escena noruega año tras año. Esta edición se volvió a llevar a cabo en Kolben Kulturhus que como su nombre indica es un centro cultural donde, entre otras cosas, hay salas de conciertos. Anteriormente utilizaban solo la sala pequeña, mientras que en este 2019 solo el primer día tuvo conciertos en dicha sala, mientras que para el segundo día utilizaron la sala principal de mayor tamaño y otra sala como escenario secundario.

DÍA 1

Todo comenzó el Viernes 30 de Agosto con entradas agotadas, fecha en la cual tocaron cuatro bandas. Filthdigger directamente desde la capital noruega fueron los primeros en subir, y no tuvieron piedad, atacaron desde el inicio con su Death Metal vieja escuela de gran potencia y energía. Lamentablemente a mitad de su presentación se encendió la alarma de incendio debido a la máquina de humo instalada en el escenario, por lo que hubo que evacuar el lugar por unos quince minutos hasta que se nos dio la orden de volver a ingresar, y así la banda pudo culminar su presentación en la cual sonaron principalmente temas de su disco debut y único hasta la fecha, «Damned by the Living Dead» (2016).

Incinerator fue la siguiente agrupación en la grilla, con integrantes de origen austríaco, búlgaro y noruego, pero con base en Kolbotn y Oppegård. Acaban de lanzar su EP debut «Awakened by Evil» en cassette a través del sello local Snake Oil Kassettforlag, por lo que presentaron temas que se desprenden del mismo, destacándose «Angel Slayer». Una muy interesante banda de Black/Thrash que vale la pena ver en vivo.
Otra banda surgida en Kolbotn es Nekromantheon, quienes tocaron a continuación. Entre sus filas están Arild Myren Torp (guitarra/voz) y Sindre Solem (bajo/voz), quienes también comparten sus roles en Obliteration, pero a diferencia de su otro proyecto, Nekromantheon muestra mayores influencias del Thrash, aunque la llama de la vieja escuela está allí presente también. Excelente presentación con Solem enchufadísimo en el show animando al público en todo momento, y de esa manera quedó todo listo para el plato fuerte de la noche.
Nocturnal Breed luego de cinco años de silencio en materia de álbumes de estudio, regresó en este 2019 con «We Only Came For The Violence», disco cargado de temas a puro Black/Thrash. De este mismo, nos presentaron «Choke On Blood», «Nekrohagel» y «War-Metal Engine», mientras que el resto del repertorio tuvo temas históricos como «Alcoholic Rites» y «Nocturnal Breed».
Algo que siempre caracterizó al cuarteto es la parte teatral, y es por eso que en esta ocasión aparecieron dos chicas vestidas de monjas, con cruces invertidas y máscaras de gas, derramando «sangre» sobre el vocalista. El show continuó hasta que increíblemente volvió a sonar la alarma de incendio, ya siendo medianoche, por lo que mucha gente decidió irse, quedando aproximadamente la mitad del público una vez que se reanudó el show unos minutos más tarde. De esta manera, la banda logró culminar su set con «Armageddon Nights» y el cover de Death, «Evil Dead».

DÍA 2

Tal como fue mencionado al comienzo de la reseña, el segundo día de festival fue llevado a cabo en otros dos escenarios, y el programa fue estipulado de manera tal que el público pudiera ver todas las bandas independientemente del escenario en el que estuvieran tocando, algo sin dudas a destacar por parte de la producción.

Cuando todavía había poco público en el recinto, Blodhemn apareció en escena ejecutando un muy interesante Black Metal, presentando parte de su tercer y último álbum hasta el momento, «Mot Ein Evig Ruin», editado a través de Soulseller Records en el pasado mes de Febrero.
A continuación, se presentaba Liverum en el escenario secundario, una banda relativamente nueva que edito su disco debut «Discover Your Land» en 2017. Integrada por los hermanos polacos Adrian y Marcin Dzieciol en guitarra/voz y bajo respectivamente, junto a los noruegos Andreas Midtgård en guitarra y Dimitri Victor Hermansson en batería, la banda tiene influencias del Death y el Groove Metal con muchos pasajes progresivos que la hace realmente interesante. Lamentablemente y debido al retraso en el comienzo de su show, parte del mismo se superpuso con el de los black metaleros Mork en el escenario principal, por lo que la cantidad de asistentes fue menor sobre el final.
Por su parte, Mork dio un show muy prolijo en un espacio amplio como el que ofrece la Sala 1 del Kolben Kulturhus. La banda, cuyas letras son escritas en noruego, lanzó nuevo material este año bajo el título de «Det Svarte Juv» a través de Peaceville Records, el cual vale la pena chequear.
Lo siguiente en el escenario principal eran los legendarios Carpathian Forest, quienes irrumpieron en la escena noruega en 1992 con su demo «Bloodlust and Perversion» a pesar de que estaban activos desde hacía un par de años, pero bajo el nombre Enthrone. Algo que siempre diferenció a Nattefrost (único miembro original) y los suyos del resto de bandas de la escena Black, es la inclusión de tópicos como el BDSM y el humor negro tanto en lo lírico como en lo visual, algo que se vio también en esta presentación. Temas como «Rock N’ Roll Glory Hole» lo dicen todo, pero hubo para todos los gustos, desde «Ancient Spirits of the Underworld» hasta «Likeim» del último single editado en 2018, pasando por el cover de Angst Skvadron, «Negativitetens Kveletak». A nivel visual se pudo ver desde Nattefrost levantando una cruz invertida hasta chicas utilizando máscaras de gas repartiendo banderas noruegas al público (!) y dos invitados como Skrotmunn Råtapøl (Likfunn) y Hans Fyrste (ex-Ragnarok, Svarttjern), este último utilizando un vestuario sencillamente muy bizarro de describir y haciendo gestos sexuales durante los dos temas en los que participaron: «Knokelman» y «Mask of the Slave». El cierre fue con «The Suicide Song», dando paso a los finlandeses Foreseen en el escenario secundario.

Su puesta en escena es simple, únicamente incluyendo el logo de la banda detrás, pero no es necesario nada más, ya que el show que brindan no da respiro. Estamos un hablando de un Crossover caótico, con el vocalista Mirko Nummelin desgarrándose a gritos y moviéndose de un lado a otra, y una banda que despliega una energía inmensa. La banda ha editado dos discos de estudio, «Helsinki Savagery» (2014) y «Grave Danger» (2017) y veremos qué tienen preparado para el futuro.
Anders Odden tiene una larga trayectoria en la escena del metal noruega e internacional, habiendo tocado en un montón de bandas, entre ellas Celtic Frost y Apoptygma Berzerk, actualmente tocando la guitarra en Order y el bajo en Satyricon. Sin embargo, Cadaver es su banda propia, siendo pionera del Death Metal en su país de la mano de clásicos como «Hallucinating Anxiety» (1990) e «…In Pains» (1992). Luego de varias idas y venidas con distintas formaciones, Odden decidió reformar el proyecto, esta vez con él mismo ocupándose de las voces y guitarras, acompañado de Dirk Verbeuren (Megadeth, ex Soilwork) en batería, grabando un nuevo álbum en este 2019. Este era uno de los shows más esperados del festival ya que era el primero de la banda en 15 años, y con una formación que para esta oportunidad fue complementada por Destructhor (Myrkskog, Nordjevel) en guitarra y Secthdamon (Myrkskog, Odium, Emperor) en bajo. Con esta tremenda formación nada podía fallar y no falló; la banda entregó el 100 % con un setlist que incluyó material de toda la discografía, desde el más reciente corte de difusión «Circle of Morbidity» hasta clásicos como «Hallucinating Anxiety» y «Blurred Visions», cerrando con la favorita de muchos, «Decomposed Metal Skin» con una brillante performance de cada uno de los músicos y ciertos toques de humor por parte de Anders en la interacción con el público.

En el escenario secundario, se presentó Turbonecro cuyo nombre muy similar al de los populares Turbonegro no es casualidad, ya que es una banda integrada por ex integrantes de la banda. Entre ellos está el vocalista Harald Fossberg, quien cantara en el disco debut «Hot Cars and Spent Contraceptives» de 1992, y que actualmente se desempeña como periodista en Aftenposten, uno de los principales periódicos de Noruega, además de haber escrito el libro «Nyanser av Svart» acerca del Black Metal noruego. Así le pusieron la cuota punk al festival con el propio Fossberg bajando del escenario, cantando estrofas en la cara de prácticamente cada persona de la audiencia, incluyendo a quien escribe.
Regresando al escenario principal, era turno de Mysticum, quienes se encargaban de cerrar la jornada en Kolbotn. Por supuesto estamos hablando de otros veteranos de la escena que sorprendieron al mundo con su primer álbum «In the Streams of Inferno» en 1996, con el cual dieron un enfoque más industrial al Black Metal tradicional. Prime Evil y Cerastes, ambos en voz y guitarra, y Dr. Best en bajo, salieron al escenario y con una pantalla de fondo con imágenes que evocaban a tiempos de guerra, dieron rienda suelta a un show brutal que incluyó temas como «Far», «Fist of Satan», «Crypt of Fear» y «All Must End».
En conclusión, un festival de muy buen nivel en una ubicación excelente para quienes viven en Oslo y alrededores, con salas ideales para conciertos de este estilo, sonido acorde a lo esperado y muy buen ambiente. Deseamos lo mejor a la organización y que Hellbotn continúe creciendo como lo ha venido haciendo hasta ahora!

Tags: , , , ,

Deja Un Comentario

Blue Captcha Image
Refrescar

*